Tecnología

Las primeras 24 horas con Disney Plus: el veredicto

Hemos aprovechado el lanzamiento (y la cuarentena, para qué negarlo), para poner a prueba el nuevo servicio de streaming

Como ocurre siempre al inaugurar un nuevo servicio de streaming, al principio cuesta un poco hacerse con el nuevo sistema. Las búsquedas, las opciones, los perfiles... todo es distinto. Esto es lo que hemos aprendido en las primeras 24 horas con Disney Plus.

Perfiles

Una vez que iniciamos la sesión, sea por la compra del año o por los siete días de prueba gratuitos, comienza la configuración de los perfiles. Hasta siete diferentes. Importante: el primer perfil que hagamos no puede modificarse para ser sólo de contenido infantil, por lo tanto que sea el de la familia o el de algún adulto, no el de los más pequeños, ya que tendrán acceso a todo de lo contrario. No es que haya algo no apto para menores de 18 años, pero sí hay películas con contenido violento que quizás algunos padres o madres prefieran que sus hijos no vean.

En cuanto a la configuración de los perfiles, en particular la selección de imagen para el mismo, se puede seleccionar entre muchos de los personajes del universo Disney, pero no poner imágenes propias. Algo que sí permiten otros servicios.

Búsqueda

Este quizás es uno de los puntos claves. El catálogo de Disney Plus es muy amplio y está casi todo lo que podemos pedir del distribuidor. Y muchos títulos más se están sumando. Sobre todo series y sagas, por ejemplo, faltan aún algunos de Crónicas de Narnia, Rompe Ralph 2, Alladin y Maléfica 2 tampoco está, aún.

Por otro lado, muchas de las películas que conocemos olvidamos que son de Disney y también están allí, por lo que hay que tener paciencia y hacer un rastreo paso a paso. Se supone que el sistema aprenderá de las búsquedas en cada perfil y se irá adaptando nuestros gustos. Pero aún hay espacio para mejoras. Por ejemplo, en el tema de documentales de National Geographic. Las categorías son muy exiguas y aunque están etiquetadas (deporte, naturaleza, ciencia, etc.) sería muy bueno que estas mismas etiquetas sirvan como enlaces para encontrar series, películas o documentales vinculados al tema. Pero si ponemos deporte, por ejemplo, en ‘Búsquedas’, no nos sale nada, aunque haya películas sobre ello. Y con ciencia sólo aparecen dos… cuando tienen todo el catálogo de National Geographic.

Descargas

Aquí lo han hecho muy bien. No hay límite para la cantidad de descargas que se efectúen en los 10 dispositivos habilitados, solo dependerá de la capacidad de almacenamiento de cada uno. Al igual que con otros servicios, no se puede descargar en portátiles. Para ir a Descargas, basta pulsar en la flecha que apunta hacia abajo, en cualquier perfil.

Control parental

Obviamente Disney está, en gran parte, destinado al público infantil, pero todo su contenido puede no ser recomendable para ciertas edades. Para configurar los perfiles, hay que ir al icono de cada uno de ellos, pulsar ‘Editar’ y configurarlo como perfil infantil.

Otras configuraciones

Al editar el perfil también se puede seleccionar el idioma y anular el autoplay, para que la reproducción no continúe de forma directa si no lo aceptamos. En algunos países existe la posibilidad de enviar sugerencias sobre películas que queremos que aparezcan. En España este servicio todavía no es posible.

Detalles

Un extra muy interesante, sobre todo para fanáticos del cine y nostálgicos de infancia, es la posibilidad de ver las escenas eliminadas, los cómo se hizo (o making off) y comentarios del director. Basta seleccionar la película y en la parte inferior, ante de comenzar, veremos un apartado de Sugerencias y Extras, allí estarán estas últimas.

Las que faltan

Si bien en algunos países ya están disponibles títulos como Frozen 2 y en breve se podrán ver también Onward, la última de Pixar, sería interesante que Disney Plus tuviera en cuenta la realidad actual y ejercitara un poco de flexibilidad, lanzando también estos títulos en España.

Veredicto

Falta afinar algunos detalles para que el servicio sea más eficiente, sobre todo en aspectos de búsqueda de títulos. También se agradecería que tuvieran la coherencia de, si produjeron títulos como Deadpool, Apocalypto, El imperio del fuego o El protegido, por nombrar algunos, confiaran en que los padres, madres, tutores y encargados, tendrán criterio a la hora exponer a sus vástagos y llevaran esos títulos al catálogo.

Me sorprendió también la poca variedad de títulos de National Geographic disponibles, al menos a primera exploración. Pero le damos un voto de confianza: debería crecer y mucho. En suma, estoy satisfecho con la suscripción, pero si dentro de un año, cuando me toque renovarla, nada ha cambiado, la cancelo sin dudas.