Llega el nuevo reloj deportivo de Suunto, el 9 Peak

Con un diseño ultrafino, hasta 170 horas de duración de la batería con GPS y medición de oxígeno en sangre, entre otras características.

Así es el Suunto 9 Peak
Así es el Suunto 9 PeakLa Razón (Custom Credit)

La casa finesa Suunto ha lanzado la última versión de su reloj insignia, el Suunto 9 Peak, el más delgado (37% más fino que su predecesor), potente y resistente de la marca. Inspirado en el galardonado Suunto 9 Baro, el Suunto 9 Peak está diseñado para aventuras extremas. Cuenta con una protección en la esfera de cristal de zafiro. Esto equivale a decir que, en la escala de dureza de Mohs, está apenas un paso por debajo del diamante y solo puede ser rayado con materiales muy específicos (como herramientas de carburo de silicio). El Suunto 9 Peak cuenta con hasta 170 horas de capacidad de grabación de GPS en modo Tour, medición de oxígeno en sangre, altímetro, funciones meteorológicas, actualización inalámbrica, es sumergible a 100 metros y su batería pasa de 0 a 100% en menos de una hora. También realiza un seguimiento de las rutinas de sueño y del nivel de estrés y recuperación.

Así es el Suun 9 Peak FOTO: La Razón (Custom Credit)

El Suunto 9 Peak lleva en su interior más de 80 modos deportivos como correr, caminar, bicicleta de montaña, esquiar o nadar; pantallas personalizables para mostrar los datos más relevantes del entrenamiento, un sistema inteligente de gestión de la batería, monitorización precisa de la frecuencia cardíaca y una de las configuraciones más interesantes para quienes entrenan con este tipo de relojes: el Ghost Runner: una liebre o corredor fantasma que nos impulsa a dar un poco más y se puede configurar adaptándose a nuestras capacidades.

Ahora a la realidad. ¿Qué destacamos del Suunto 9 Peak? Ha reducido su peso un 36%, lo que no se nota llevándolo en el día a día, pero en carreras de trial o de más de 10 km, se percibe rápidamente. La visibilidad de pantalla, aún cuando le da el sol, es muy buena y gracias a la configuración personalizada, podemos ver lo que de verdad nos importa, ya sea ritmo, frecuencia cardía, distancia, velocidad, altura, hora… Lo programamos nosotros y eso se agradece.

Así es el Suun 9 Peak FOTO: La Razón (Custom Credit)

También hay que destacar la resistencia. Este reloj, de €699 y disponible en cuatro colores (azul, negro, blanco y gris) puede inducir a mimarlo: error. Tiene un altísimo grado de resistencia, tanto en el cuadro, como en la pantalla, la correo y la sujeción con pasador de metal. Está hecho para vivir fuera de casa. La correa también es muy cómoda, aún cuando la ajustemos a la muñeca gracias a pasador de sujeción de metal. No hace transpirar la zona y, gracias a su delgadez, es muy difícil que se enganche con la mochila o una manga de chubasquero.

Otro aspecto que destacamos es el de la inteligencia del software. No solo hablamos de los sensores, sino de la capacidad para crear nuevas rutinas de entrenamiento basadas en nuestras costumbres y horarios, pero sin invadir: no recibimos una alerta cada media hora para ir a entrenar ni nos están bombardeando con sugerencias. La planificación de rutas es sencilla (y adaptada a cada deporte) y, detalle muy valorado, podemos descargar la ruta para seguirla en modo off-line. También podemos valorar rutas que hemos hecho, compartirlas con contactos y recibir recomendaciones de otros usuarios. Si pudiéramos ponerle una pega es que no permite, por ahora, sincronizar nuestra biblioteca de música para llevar cascos y olvidarse del móvil por completo. Pero la realidad es que no es ese el objetivo del Suunto 9 Peak y para ello ya hay otro tipo de relojes. Este es para quienes quieren seguir sus progresos… en hasta 80 disciplinas distintas. Una meta difícil de alcanzar, pero si lo conseguimos, este reloj está preparado.