3, 2, 1... Cuenta atrás para el 5G

El Mobile World Congress se estrena con un acuerdo entre las dos grandes compañías tecnológicas. Mientras, los usos prácticos del 5G, desde quirófanos a conciertos o coches autónomos, reivindican su sitio

El Mobile World Congress se estrena con un acuerdo entre las dos grandes compañías tecnológicas. Mientras, los usos prácticos del 5G, desde quirófanos a conciertos o coches autónomos, reivindican su sitio.

Todo aquel que se acerca al Mobile World Congress (MWC) de Barcelona tiene, muy a menudo, la sensación de encontrarse ante una puerta hacia el futuro. Un futuro en el que los móviles han ido cediendo progresivamente espacio hasta compartir el evento con robots, drones, coches autónomos o realidades virtuales alternativas. Y todo gracias a la promesa del 5G. Es decir, conexión inmediata e instantánea, como, por ejemplo, que dos músicos puedan dar un concierto en la capital catalana mientras uno de ellos está en Japón. Un holograma y el 5G hacen la magia. En cualquier caso, y como suele ser habitual, el protagonismo de la primera jornada del Mobile se lo llevaron las grandes compañías del sector. Desde Telefónica a Microsoft.

Así las cosas, ayer abría sus puertas el Mobile World Congress y daba la bienvenida a sus más de 110.000 visitantes. Una de las novedades ha sido la puesta en marcha del sistema de reconocimiento biométrico para acceder al recinto ferial, tras la prueba piloto que se hizo el año pasado. Es decir, que los visitantes sólo han tenido que poner la cara delante de una cámara para poder entrar, sin necesidad de enseñar la acreditación.

Las operadoras de telecomunicaciones suelen programar el grueso de sus actos el primer día y dejan algún mensaje a los reguladores. En este contexto, el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, no quiso faltar a la tradición y llamó a la Comisión Europea resultante de las elecciones de mayo a establecer «un marco regulatorio justo para todos» de cara al despliegue de las redes 5G que requerirán grandes inversiones por parte de las operadoras. Por ello, recordó que el sector de las telecomunicaciones es el más deflacionario de Europa, al mismo tiempo que ha urgido también a los gobiernos a distribuir el espectro «de forma racional» y a concederlo por más tiempo.

En el marco de los anuncios, Telefónica y Microsoft presentaron una alianza estratégica. El nuevo acuerdo alcanzado entre ambas empresas permitirá combinar las redes de última generación de Telefónica y su alcance global con la plataforma Microsoft Azure AI para diseñar los servicios que las empresas de telecomunicaciones ofrecerán en el futuro. En concreto, las dos compañías extenderán el uso de Azure Cognitive Services tanto en la relación con los clientes como en los procesos de negocio, crearán nuevas experiencias en el hogar impulsadas por la Inteligencia Artificial (IA) y explorarán el uso de tecnologías inteligentes para transformar las redes. El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, ha afirmado que esta alianza es «un hito más en la historia de innovación de Telefónica, que ha liderado el uso de la IA para transformar la relación con el cliente».

El 5G más práctico

En las últimas ediciones del Mobile, la tecnología 5G se iba haciendo hueco como la gran revolución por llegar. Costaba, sin embargo, imaginarse en qué podía cambiar la vida de los ciudadanos pasar de 4G a 5. Pues bien, esta edición del Mobile ha servido para poner negro sobre blanco las posibilidades venideras. Es decir, el 5G ofrece más capacidad y fiabilidad que el 4G actual y, por ejemplo, garantiza una transmisión correcta de imagen y sonido cuando el vehículo está en movimiento. Así, en el MWC se pudo disfrutar de un concierto de piano a manos de un robot o de partidos de fútbol en directo desde el sofá de tu casa. Gracias a unas gafas de realidad virtual y la conexión 5G el usuario puede estar en cualquier grada de cualquier estadio del mundo

La Generalitat también quiso aportar su granito de arena y presentó una prueba piloto para incorporar la 5G a las ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Se trata de un prototipo equipado con tres cámaras que utilizan la conectividad 5G. Así, una de las cámaras, instalada en el interior del vehículo, puede ser activada por los sanitarios en caso de necesitar apoyo de un especialista en casos de emergencias complicadas.

En cuanto a móviles, Samsung quiso acaparar los focos y se llevó el gato al agua la semana pasada. Huawei aprovechó el domingo para hacer lo propio. Ambos con sus respectivos móviles plegables. Así que ayer le tocaba el turno a otras marcas con menos necesidad de protagonismo pero que, año tras año, van ganando terreno. Es el caso por ejemplo de Xiaomi y su móvil 5G para todos los bolsillos. Después de que Huawei y Samsung rompieran la banca con sus móviles plegables que rondan los 2.000 euros, la compañía china presentó el Xiaomi Mi MIX3, su primer «smartphone» con conexión 5G. El dispositivo se pondrá a la venta en mayo por unos mucho más asequibles 599 euros.