Actualidad

El mejor meteorólogo es un superordenador

Se instalará en Italia y ayudará a predecir huracanes, tormentas de viento, inundaciones y olas de calor

La nueva computadora extenderá las previsiones fiables hasta dos o tres semanas / ECMWF
La nueva computadora extenderá las previsiones fiables hasta dos o tres semanas / ECMWF

Una antigua fábrica de tabaco de Bolonia alojará un superordenador del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo (ECMWF), que en 2020 trasladará a esa ciudad del norte de Italia sus instalaciones desde Reading (Reino Unido).

«Dentro de un año se finalizará el supercomputador más grande de asistencia a la meteorología (...). Europa es el líder incontestable de las previsiones meteorológicas y la construcción de este centro es importante para mantener el liderazgo europeo», explicó a Efe el presidente del Consejo del ECMWF, el portugués Miguel de Miranda.

El ordenador ocupará al menos tres de los enormes pabellones de la nave industrial firmada por el famoso ingeniero italiano Pier Luigi Nervi en las afueras de Bolonia.

El instrumental de vanguardia ayudará a predecir todos los eventos de alto impacto, como huracanes, tormentas de viento, inundaciones y olas de calor.

«Nuestras ciudades se verán profundamente afectadas por el cambio climático y nuestro compromiso debe hacer avanzar aun más el alcance de la predicción meteorológica», añadió De Miranda.

Los servicios meteorológicos y de emergencia nacionales podrán intervenir con mayor rapidez para proteger las vidas y los bienes en un clima global cada vez más inestable.

«Todavía no sabemos cómo será físicamente el superordenador. En 2019 elegiremos el que mejor se adapte a nuestras necesidades y lo instalaremos aquí», explicó la francesa Florence Rabier, directora general del ECMWF en la rueda de prensa de presentación.

Un lugar que, partiendo del deterioro de las últimas décadas se convertirá en una tecnópolis futurista, con una fuerte colaboración entre la región Emilia-Romagna, el Gobierno italiano y las instituciones comunitarias.

El ECMWF, un organismo intergubernamental integrado por 34 países, cuenta con un presupuesto de 52 millones de euros (58,5 millones de dólares), de los cuales 40 millones (45) fueron asignados por el anterior Gobierno italiano y el resto fondos europeos.

El «Tecnópolo de Bolonia» albergará, junto a la nueva sede del centro meteorológico, dos centros de datos de nivel internacional, lo que supondrá en los próximos años la presencia en la ciudad de tres de los superordenadores más potentes del mundo.

Además de la instalación del ECMWF, se encontrarán también los de CINECA, consorcio interuniversitario de investigación italiano, e INFN, instituto de física nuclear del país.

A partir de 2020, el centro de datos meteorológico será gestionado por unas 20 personas, que se comunicarán con los investigadores en la sede de la institución en Reading, en las afueras de Londres, donde se seguirá realizando la parte analítica.

Los datos, o mejor dicho, los «big data», son el corazón del pronóstico, ya que el ECMWF alberga el mayor archivo meteorológico del mundo y se agregan petabytes de datos cada semana.

«Cada día analizamos 40 millones de observaciones de satélites del mundo, desde Estados Unidos, Europa, China y Japón», añadió Rabier, por lo que el aumento de la potencia de cálculo era necesario.

El objetivo declarado del Centro Europeo de Predicción es aumentar la precisión de las previsiones de los 15 días actuales hasta 3 o 4 semanas.

La mayor exactitud en los pronósticos tendrá efectos importantes para la agricultura, para el tráfico aéreo y especialmente para la aplicación de medidas preventivas frente a fenómenos extremos como las olas de calor o las inundaciones.

El nuevo superordenador trabajará en paralelo con el existente computador de Reading durante algunos meses, antes de reemplazarlo totalmente a finales de 2020.

El Consejo del centro eligió entre los países candidatos la solución óptima para trasladar su centro de datos en 2016, y en el análisis se reconoció la validez del proyecto italiano.

El plan ganador proporciona servicios logísticos e infraestructuras de alto nivel y sinergia técnico-científicas que pueden lograrse en Bolonia entre el centro meteorológico y las instituciones de investigación presentes en el territorio regional. EFE