De compras

Hemos probado la nueva Fitbit Versa Lite y esto es lo que nos ha parecido

Fitbit ha presentado también su pulsera de actividad Inspire HR.

Por 159,95 euros puedes tener una smartwatch que cumple de sobra con lo que se espera de un wearable de gama media.

Publicidad

Hemos probado el modelo Fitbit Versa Lite de la gama Versa de la marca. De entrada, supera a las pulseras de actividad y hemos de decir que nos ha gustado bastante. Lo mejor, sin duda, la relación calidad-precio. Y es que por 159,95 euros puedes tener una smartwatch que cumple de sobra con lo que se espera de un wearable de gama media.

Cuenta con pantalla táctil y LCD en color. Su batería de polímero de litio dura cuatro días y se carga al 100% en 2 horas. Tiene acelerómetro y giroscopio de tres ejes, monitor del ritmo cardíaco en tiempo real, altímetro, sensor de luz ambiental, motor de vibración y es sumergible hasta 50 metros.

Funciona en temperaturas extremas de -10 grados y hasta 60 grados. Se sincroniza mediante la app de fitbil vía Bluethoot. Monitoriza los pasos y el sueño como la tuya, y también las calorías quemadas. Muestra en pantalla notificaciones de llamadas y del calendario, así como de los SMS y Whatsapp, entre otras aplicaciones. Tiene más de 15 modos de ejercicios y recordatorios personalizados. Además, tiene registro del ciclo menstrual, algo fundamental para nosotras. No solo eso, nos puntua la actividad física de cardio personalizada y nos ofrece sesiones de respiración guiada.

Eso sí, hemos echado en falta, y cómo, el medidor de plantas subidas que está disponible no solo en Versa y Versa edición especial, sino también en pulseras de actividad como Charge 3.

Publicidad

Está disponible en blanco, lila, azul marino o morado.

Fitbit Inspire HR

Publicidad

La pulsera de actividad Inspire HR, disponible en colores negro, rosa o blanco, ha salido al mercado por 99,95 euros. La batería, lo mejor, aguanta 5 días a ritmo de uso medio. Cuenta con sensor del ritmo cardíaco a tiempo real y análisis avanzado de calorías quemadas. Resulta fácil de usar gracias a su pantalla retroiluminada, que monitoriza también los pasos que das. Por defecto, tu objetivo será dar 10.000 pasos al día. Gracias a Smarttrack registra de forma automática ejercicios como caminar, correr, nadar o montar en bicicleta. Pero además, si conectas la pulsera al GPS de tu móvil, podrás ver la distancia que recorres y el ritmo al que lo haces. Avisa de llamadas, mensajes y citas del calendario del móvil al que esté vinculado vía Bluetooth. Cuenta, por supuesto, con temporizador y cronómetro y es sumergible a 50 metros. Se sincroniza de forma muy sencilla con móviles Android, iOS y Windows 10.

Publicidad