Así será la vuelta de elBulli una década después

Movistar estrena este mes el documental sobre el chef más influyente Ferran Adrià “Las huellas de elBulli”

Documental ‘Las huellas de elBulli’
Documental ‘Las huellas de elBulli’Movistar +

El 31 de julio de 2011 Ferran Adrià ante la sorpresa mundial decidía poner fin a la gran aventura de elBulli, que había revolucionado el mundo de la cocina hasta límites insospechados. “Fue como parar un Ferrari en plena Fórmula1″. El chef más influyente de la historia daba por finalizada la vida del icónico restaurante que estaba a dos horas de Barcelona, en Cala Montjoi, en Girona.

“No pasó ni una semana cuando nos volvimos a ver y me explicó el nuevo proyecto en el que estaba trabajando en silencio”, comenta una de las personas que le acompañó en la pionera aventura. Lo hace en el documental que estrena Movistar + bajo el título “Las huellas de elBulli” este mes de octubre.

Tercera estrella Michelin

Un viaje por una extraordinaria trayectoria que ha influido, y lo sigue haciendo, más allá del mundo de la cocina. Ferran Adrià, embajador de Telefónica, es un revolucionario que traspasó las fronteras de su profesión y se da cuenta en este trabajo de cómo ocurrieron las cosas. Así lo comenta con su propio hermano de cómo en la innovación de elBulli hubo avances que estaban previstos, o al menos se trabajaban en ellos, como fue lograr la cotizada tercera estrella Michelin en 1997 y hubo otros que les superó, como fue esa repercusión e influencia que el proyecto alcanzó en otras áreas culturales. Su filosofía de trabajo caló como modelo empresarial y vital.

‘Las huellas de elBulli’ recorre el legado personal de Ferran Adrià a través del día a día, con testimonios y encuentros con el equipo de elBulli y los participantes de elBulli1846, incluyendo momentos íntimos y cotidianos junto a su mujer Isabel. El encuentro con otro mítico como es José Andrés para echar la vista atrás y también al presente y el futuro o el análisis de José María Arzak.

En 2022

El ayer y el mañana se dan la mano en este documental, que retrata el éxito de elBulli y cómo se gesta el nuevo proyecto 1846, que abrirá sus puertas en 2022 sobre los mismos cimientos, destruidos para volver a ser levantados. Mucho se habla, pero poco se sabe de cómo será este nuevo viaje en el que Adrià lleva inmerso una década: “Quiero intentar compartir lo que pasó en el restaurante y vamos a usar la cocina como lenguaje. La mejor definición de innovación es buscarse la vida”, apunta el propio cocinero en el relato. “Consiste en explicar de dónde venimos. Un espacio nuevo para entender lo que se dice de elBulli”

El documental está creado por José Larraza –director de contenidos de TBS además de los documentales ‘El día menos pensado’ (Netflix) y ‘10 años de una Estrella’ (Amazon)– y dirigido por Iñigo Ruiz –'Deconstruyendo a Dani García’ (Netflix)–. Producido por Patricia Ordoñez y con el guion de Jon de la Cuesta (‘Benidorm’, ‘Los Serrano’, ‘Águila Roja’…).

En estos diez años de descanso de la rutina del mítico restaurante Ferran ha dado forma a la nueva apertura: “sabemos dónde empezamos, pero no dónde acabaremos”, dice mientras admite que su misión ya no es la de crear platos, “sino crear a creadores”. Así afronta la nueva vida este chef, hijo de una familia trabajadora que no le gustaba “comer ni cocinar” y en compañía de su mujer, Isabel, “la red del trapecista”.

Un chef universal

Desde que en 1994 recibiese el Grand Prix de l’Art de la Cuisine, concedido por la Academia Internacional de Gastronomía, muchos han sido los reconocimientos a Ferran Adrià. ElBulli fue nombrado el mejor restaurante del mundo por Restaurant Magazine en los años 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009. Fue portada en 2003 de The New York Times, con un reportaje de dieciséis páginas sobre la “Nueva Nouvelle cuisine” y con él como su máximo representante, y en 2004, de la revista Time, que lo considera una de las 100 personas más influyentes del mundo.

En 2005, se crea una cátedra con su nombre en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Ha sido distinguido con el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Barcelona (2007), la Universidad de Aberdeen (2008) y la Universidad Politécnica de Valencia (2010). Y fue el primer chef en participar en la prestigiosa muestra de arte contemporáneo Documenta de Kassel, en 2007. Ese mismo año se le concede la Medalla de Oro del Mérito Europeo.