La mala experiencia de un experto con “Todo es mentira”: “Me pidieron que cambiara una respuesta”

El programa de Risto Mejide le dejó colgado en dos ocasiones por falta de espacio

Risto Mejide
Risto Mejide FOTO: Mediaset Cuatro

Las televisiones se llenan de expertos (y no tanto) en el caso de que la actualidad esté obligada por un conflicto bélico. Tal es el caso de la invasión de ucrania por las tropas rusas de Putin, que copan todos los días los espacios informativos y los programas de debate. Así “Todo es mentira”, el espacio que presenta Risto Mejide, está emitiendo especiales sobre el día a día de la invasión como ya hizo de la crisis del PP. Pero parece que no todas las opiniones son bienvenidas en el espacio que emite Cuatro y el analista de defensa y seguridad, y escritor, Jesús Manuel Pérez Triana, ha criticado que al solicitar su intervención “me pidieron que cambiara una respuesta”.

La situación que vivió el autor de “Guerras Posmodernas” y “Flanco sur” fue tan surrealista que quiso contarla en un hilo de Twitter: “Acabo de mandar a paseo a una productora del programa “Todo es mentira” de Cuatro. Es la experiencia más absurda que he tenido con un medio”. Comienza narrando como a pesar de que la gente le felicita por salir en los medios hablando de lo que sabe “es algo que te aporta poco o nada”, porque encima en la mayoría de los casos no es una actividad remunerada a menos que estés en plantilla habitual.

Pérez continúa explicando cómo funciona: “te llama un producor de TV o radio. Te dice el medio para el que trabaja, el tema del que quiere hablar y te dice día/hora para salir”. Según el analista ya uno se prepara para no moverse, aunque sabe de sobra que puede que te avisen de que “no vas a entrar en antena porque hay un acontecimiento de mayor impacto”. O el caso en el que para un programa de una hora y hablar cinco minutos te tienen todo el programa colgado al teléfono.

Cuenta Pérez Triana un par de anécdotas relacionadas con su participación en medios, como le pasó para Colombia, aclarando que “dormía en pelotas” y con un teléfono con cable no pudo más que quedarse así mientras duró la llamada. O el caso flagrante de un medio que le contactó para hablar de la MOAV, la “madre de todas las bombas, que Trump iba a utilizar y querían saber cómo iba a cambiar la guerra: “Sólo es una bomba grande. No va a cambiar la guerra de Afganistán”, les dijo.

El caso de “Todo es mentira”

La cuestón es que le llaman de la productora del programa que presenta Risto Mejide, pero interesándose primero por su bagaje en los medios: “Lo primero que me dice es, “pero tú has salido en medios antes?”. Tuvo él mismo que buscarse en Google para encontrar una entrevista en “laSexta Noche” con Hilario Pino “hablando de Afganistán”. “así que perdí el tiempo en demostrarle que yo era digno de su programa”, dice Jesús Manuel con sorna, que al final de la conversación le sugirió al productor que lo buscase él mismo.

Entonces le planteó repasar jusntos las preguntas “y las respuestas” dice con asombro el analista que relata que “como no se enteraba de nada le tuce que explicar los antecedentes del conflicto”. Después de que consiguiera casi entenderlo, Pérez se encontró, tal y como cuenta, que “me pidió que cambiara una respuesta para que yo dijera que los milicianos prorrusos separatistas del Donbsa habían lanzado “ataques provocativos”, porque eso es lo que decía no sé que medio”.

El analista cuenta con estupor como se encontraba con “la primera vez que desde un medio me piden que diga que las cosas de cierta manera cuando yo no sé quién fue el primero que empezó los disparos. Y me da igual que lo dijera no sé qué medio”. Aún así no salió al aire por una última hora de la crisis del PP. Hubo una segunda vez, en la que Jesús Manuel estaba comiendo cuando le avisaron para salir al aire y aunque corrió para llegar a casa y prepararse, “nada, pasaron los minutos y ni un triste Whatsapp para decir “lo siento, no quedó tiempo”.

“No sé si quedó claro que es que volvieron a contactar hoy del programa vía Whatsapp. Le mandé un audio desahogándome por lo de la semana pesada. Y la periodista me dijo “no te molestaremos más”. La bloqueé y me olvidé. ¡Pues me han vuelto a llamar!”, escribe el analista que optó por pedirles coordinación para no seguir molestándole, aunque tuvo que hacer un último esfuerzo y tras recibir una disculpa por la insistencia, parece que ha conseguido librarse: “Y le he bloqueado”.

Aquí puede leer el hilo completo de Jesús Manuel Pérez: