Publicidad
Publicidad
Actualidad

Triunfo de Ponce y a hombros Ginés en Almería

Hubo triunfos en la tercera de la Virgen del Mar de Almería, donde se lidió un encierro de la ganadería gaditana de Núñez del Cuvillo, que tuvo bondad y dio buen juego; si bien le faltó casta y fue remendado con un toro con el hierro de La Palmosilla, de noble condición en las telas. Enrique Ponce, que cosechó saludos y dos orejas, abandonó antes la plaza por torear hoy en Bilbao, después de su reaparición en El Puerto de Santa María tras la grave lesión sufrida en su rodilla izquierda en Fallas. El valenciano fue, con técnica, sacando a su oponente lo poco que tenía. Brillaron dos tandas con la derecha y los pases de pecho. Mató mal.

Publicidad

Al cuarto, lo toreó muy templado y despacio al natural y aprovechó el buen pitón izquierdo del toro, por donde tenía recorrido y clase. Las serie tuvieron, así, plasticidad y ligazón. Acertó, esta vez, con la espada y cortó las dos orejas. Ginés Marín lanceó a la verónica al segundo de la tarde, un toro colorado con elegancia. Comenzó la faena en los medios, de rodillas. Siguió con la mano derecha en tandas, donde hubo muletazos de limpio trazo. El toreo al natural no surgió ante el de Núñez Cuvillo. Estocada muy baja y estocada. Al quinto bis, el extremeño lo toreó con pulcritud. Le dio distancia al negro mulato de la Palmosilla y consiguió algunas series en las que condujo la embestida con pases de excelente trazo. Estocada. Dos orejas.

Con el tercero, Toñete puso voluntad, pero no sé acopló y no le extrajo el partido que tenía su oponente. Al sexto, lo toreó con más temple y, de esta manera, logró un trasteo con más lucimiento que en el tercero. Pero a la faena le faltaron limpieza y ligazón. Con la estocada que metió al primer encuentro fue suficiente para cortar un trofeo y cerrar así su tarde.

► Ficha del festejo

Publicidad

Toros de Núñez del Cuvillo. 1º, noble pero bajo de raza; 2º y 6º, buenos; 3º, flojo y noble; 4º, excelente por el izquierdo; 5º, bis de La Palmosilla, bueno y 6º, noble. Ponce, saludos y dos orejas; Ginés Marín, cuatro orejas; Toñete, silencio y oreja. Media.