Aleix Puig: “Me siento con ganas de prepararme para evolucionar y romper con lo establecido”

El ganador de 'MasterChef 7' lanzará su libro de recetas el 9 de julio

Aleix Puig, el pescador de Manresa, se hace con el premio de 'MasterChef'
Aleix Puig, el pescador de Manresa, se hace con el premio de 'MasterChef'

El ganador de 'MasterChef 7' lanzará su libro de recetas el 9 de julio

Aleix Puig, el “caballito ganador” de Jordi Cruz, se ha coronado como el ganador de la séptima edición de 'MasterChef'. El pescadero de Manresa que con 16 años tuvo que abandonar su formación culinaria para ayudar a sus padres en el negocio familiar, ha logrado su sueño al levantar el trofeo por ser el mejor concursante de la edición. Además de ser premiado con 100.000 euros, el trofeo y su propio libro de recetas, Puig podrá retomar sus estudios en la Facultad de Ciencias Gastronómicas .

- El haber trabajado de pescadero, ¿Le ha dado ventajas en ‘MasterChef’?

- El negocio familiar me ha enseñado a saber trabajar, currarme las cosas, levantarme temprano, que las cosas no son gratis. Y además, conocimientos sobre el pescado que mis compañeros no tenían, y esto me ha ayudado muchísimo en el “talent”.

- ¿Cuál cree que ha sido su evolución dentro del concurso?

- Mi evolución ha sido trabajar muy duro desde el principio, no tirar nunca la toalla, aprender mucho de las críticas... Porque en algunas ocasiones había concursantes que se tomaban las criticas como un ataque, más que como una valoración de la que sacar algo bueno.

- ¿Cuál diría que ha sido su experiencia favorita en el programa?

- Lo mejor que he vivido en 'MasterChef' es la final, la sensación que se respira en el plató al meterte en esa cocina redonda mientras tus familiares, a los que hace tiempo que no ves, te miran desde arriba mientras cocinas, tus compañeros te miran con admiración... El momento más bonito es presentar ese menú en la final, verte capaz de hacer todo eso en dos horas, darme cuenta de lo mucho que he aprendido en estos tres meses...

- ¿Qué se le pasó por la cabeza tras la negativa valoración del salmonete asado en la prueba con Dabiz Muñoz? Además, en la final volvió a jugársela con el mismo producto...

- Cuando vi que me había quedado crudo el salmonete fue para darme de palos, porque esto no le podía pasar a un pescadero en una final. Además, con Dabiz quería quedar bien porque le admiro mucho. Luego vi la posibilidad de quitarme esa “espina” con el salmonete en la prueba de exteriores, y no lo dudé.

- Jordi Cruz siempre le consideró el “caballito ganador” por lo que a veces era demasiado exigente. ¿Crees que le ha ayudado que tu mentor fuera tan duro contigo?

- Totalmente. Yo creo que la gente que te exige es porque ve un poco más de fondo en ti. Al final, cuando alguien te interesa intentas sacar lo mejor de él. El truco está en que tu aguantes esa presión, yo sabía donde me metía al elegir a Jordi Cruz como mentor.

- Desde el primer programa ha sido el claro favorito del público ¿Cómo se siente ante esto?

- Que tus compañeros y el publico te ponga como favorito está muy bien porque te das cuenta que no vas tan mal en el concurso, pero al posicionarte como tal la gente te exige más. Hay que tener cuidado porque te puedes confiar y también puedes tener una mala prueba, por lo hay que luchar siempre de la misma manera.

- Su postre de la prueba final, 'Adónde voy', ya se sirve en el restaurante 'MasterChef' de Madrid. ¿Cómo se siente con el primer contacto entre sus recetas y el público?

- Es muy fuerte que un postre que salió ayer en la final de 'MasterChef', hoy se pueda probar y disfrutar en el restaurante. 'Adónde voy' es uno de mis platos favoritos, por esas piedras lunares que representan esas ganas de querer volar, de conocer mundo...

- ¿Qué recetas incluiría en su libro?

- Pues en mi libro, que saldrá a la venta el próximo 9 de julio, vamos a tener las mejores recetas del programa. Además de otras que yo mismo he diseñado para dar a entender a la gente que la cocina del pescado no es tan compleja como parece, recetas muy fresquitas para verano... Son elaboraciones para que cuando tu tengas invitados en casa puedas sorprenderlos sin tener que usar tantos ingredientes como los que se usan en las pruebas del programa.

- ¿Está preparado para desenvolverse entre la jauría de la competencia gastronómica que hay en este país?

- Me siento con ganas de prepararme, ahora mismo preparado no estoy. El nivel culinario es muy alto. Esto es un punto de partida, voy a empezar a formarme mucho más, hay que echarle ganas, actitud... Y nunca dejar de aprender, ya que es la única forma de evolucionar y de romper con lo establecido.

- ¿Cómo ha cambiado su vida desde que se le conoce como el ganador de ‘MasterChef 7’? ¿Qué es lo que quiere hacer ahora?

- Ha sido muy sufrido el no poder desvelar a mis seres queridos hasta hoy que había conseguido ganar el concurso, ya que al fin y al cabo ellos lo viven como tú. Ahora voy a seguir formándome en la Basque Culinary Center , y a largo plazo me gustaría desarrollar un proyecto personal. Pero esto es solo el principio, no voy a dejar de cocinar. Durante el verano voy a ir sacando recetas en redes sociales, vamos a hacer eventos...