España se quitará “la venda”

La canción que representará en Eurovisión habla de "un crecimiento personal que va desde los prejuicios sociales para ir quitando vendas hasta al final poder ser libres"

Miki Nunyez, el representante español para la próxima edición de Eurovisión
Miki Nunyez, el representante español para la próxima edición de Eurovisión

La canción que representará en Eurovisión habla de "un crecimiento personal que va desde los prejuicios sociales para ir quitando vendas hasta al final poder ser libres"

Miki Nunyez, barcelonés de 23 años y el representante de España en el 64º certamen de Eurovisión. Así lo decidió el pasado domingo la audiencia en la gala de “OT Eurovisión”, con un 34% de los votos frente a las diez candidatas. Y lo hará con “La venda”, una charanga que posiblemente transmita la energía y “buen rollo” que el país necesita llevar al concurso, que tendrá lugar en Tel Aviv (Israel) el próximo 18 de mayo.

“Estamos en un momento en el que el mundo piensa en sí mismo, y la canción habla de un crecimiento personal que va desde los prejuicios sociales para ir quitando vendas hasta al final poder ser libres”, asegura Adriá Salas, compositor del tema y guitarrista del grupo musical La pegatina. Una canción reivindicativa interpretada por uno de los concursantes de la última edición de “Operación triunfo” que más se ha mostrado en contra de los prejuicios implantados por la sociedad, sobre todo por promover el feminismo: “Es necesario visibilizarlo pero no quiero estar a la cabecera de nada, que un hombre este ahí sería la repera y yo haré todo lo posible para ayudar, y la música es un lenguaje precioso; si puedo hacerlo así, lo haré”, afirma. Asimismo, a pesar de tener un estilo muy ligado a su canción eurovisiva, Nunyez cuenta que hubiese defendido cualquier tema “con el mismo ímpetu” así como que se ha sabido encontrar el equilibrio entre “la fiesta y la elegancia”. RTVE, por su parte, parece estar satisfecha con la decisión tomada: Ana María Bordas, jefa de la delegación española de Eurovisión, asegura que es “un hit que transmite alegría y energía positiva”.

Así, “La venda” y “Tu canción” de Amaia Romero y Alfred García, este último encargado de dar el relevo al ganador en la gala del domingo ante la destacada ausencia de su compañera, tienen más cosas en común de lo que puede parecer, siendo el elemento clave la divida opinión de los espectadores. El amor-odio a la decisión de trasladar una canción tan fiestera a uno de los concursos musicales más importantes, o la incertidumbre de si es, o no, la mejor elección. Aun así, cumple, claramente, el objetivo base del certamen: representar a España. Por su parte, Salas asegura que ésta no será la versión definitiva de la canción, pues hasta mayo “irá evolucionando para que sea lo mejor posible”.

Cabe decir que la seleccionada no ha sido la opción más apoyada desde el primer momento, aunque sí una de las favoritas durante las últimas semanas. De hecho, no fue hasta la celebración de la gala cuando el público se volcó a saltar con ese “la venda ya cayó”. Entonces se pudo entrever que podía ser la canción elegida. Desde la publicación de los temas propuestos para participar en el certamen que hizo RTVE a principios de mes, las redes sociales hicieron una clara apuesta por “Muérdeme” de María Villar -que quedó en segundo lugar con un 22% de los votos- como la más pegadiza y con posibilidades de arrasar este año en Tel Aviv, a pesar de las polémicas sobre si la cantante quería o no realmente vivir la experiencia, algo que el cantante asegura no creer que sea así y que en las redes sociales “se malinterpretan muchas cosas”.

España ya tiene la canción y las ganas para saltar las barreras y quitarse la venda en el festival de Eurovisión, en todos los sentidos, y su representante parece querer poner todo de sí mismo para conseguirlo, interiorizando los consejos que le ha dado su antecesor en el concurso europeo: aprender y disfrutar la experiencia. Además, asegura que Eurovisión es un festival donde se va a cantar, “algo que solo puede traer cosas buenas”, independientemente del lugar en el que se celebre. “Voy a trabajar muchísimo y a hacer lo que más me gusta: viajar y hacer música, mis dos pasiones”, confiesa.