Cristina Pardo la sigue liando

La periodista se pasa al formato del magacín con un programa de entretenimiento y actualidad que se emite mañana en laSexta entre las 18:00 y las 20:00 horas

Para la presentadora, este programa es una forma de medirse a sí misma
Para la presentadora, este programa es una forma de medirse a sí misma

La periodista se pasa al formato del magacín con un programa de entretenimiento y actualidad que se emite mañana en laSexta entre las 18:00 y las 20:00 horas.

Es un magacín a la manera de Cristina Pardo, la periodista que ha aderezado la crónica política y la presentación de «Al rojo vivo», en las ausencias de García Ferreras, con unos toques de ironía y socarronería que ya forman parte de su sello. «Ni ahora ni antes me voy a morder la lengua porque ni puedo ni quiero dejar de ser espontánea. Cuando se me ocurre un comentario lo tengo que soltar. Creo que es bueno hacerlo en la televisión y en la vida. No poseo demasiados filtros, me gusta meter el dedo en el ojo pero no ser ofensiva, aunque reconozco que con según qué personas me da igual. Lo único que sé es que yo hablo para que me entiendan las abuelas», comenta a LA RAZÓN días antes de que se estrene, a las 18:00 horas, «Liarda Pardo».

El programa promete romper las costuras de este tipo de formato con una versión más heterodoxa donde habrá cabida para la gastronomía –que no recetas de cocina–, medio ambiente y meteorología, sociedad, investigación, reportajes, experimentos sociales, entrevistas y actualidad. La primera será a Antonio Carmona, aunque Pardo no va a tener muchos remilgos ni recelos con sus invitados. «No hay predilecciones... Si sucediese, que no va a ocurrir, que estuviera al alcance Bruce Springsteen le puedo asegurar que ya me podría morir tranquila pero, si algo he aprendido de Pablo Motos en mi colaboración para ''El hormiguero 3.0'', es que si lo haces bien cualquier persona que a priori te pueda parecer aburrida, al final tiene cosas interesantes que contar», dice.

Va a cambiar de registro –«es una forma de medirme a mí misma, para eso están los retos: si una se equivoca ya lo sabe»–, pero la pulsión periodística siempre la va a acompañar. Admite que espera hablar menos de Puigdemont y observa con cierta perplejidad el «Mastergate» de Cristina Cifuentes, «estos temas tendrán cabida en el espacio aunque siempre desde un punto de vista desenfadado y divertido». También las situaciones surrealistas que muchas veces surgen en la clase política, porque «no sé si nuestro país lo es más que otros, pero lo que tengo claro es que bastante tenemos con lo nuestro».

Múltiples registros

La periodista ha reclutado a un equipo de colaboradores en el que puede que sorprenda la presencia de Gonzalo Miró, que va a ser su conejillo de indias en reportajes sobre si podemos vivir con el presupuesto de un pensionista o prescindir del plástico día a día. Pardo conoce a Miró desde hace tiempo y «creo que va a ser divertido verle en un programa en el que no se le va a preguntar sobre su vida sentimental. Su persona genera un montón de prejuicios que creo que no son justos». También la va acompañar Jesús Cintora, al que considera «una pieza importante porque le dará un toque serio cuando un tema lo requiera y también más desenfadado». Por lo pronto, a Cintora lo está haciendo rabiar. «Siempre le digo: ''Es muy bueno que estés porque si un día me echan me puedes aconsejar sobre lo que tengo que hacer''». Se refiere, claro está, a la salida intempestiva del periodista de «Las mañanas de Cuatro». A estos dos nombres se unen Roberto Brasero, Mikel Iturriaga, la actriz María Juan, el inversor tecnológico y estratega digital Marc Vidal, los reporteros Ricardo Pardo y Paula del Fraile, y Luis Troya.

Pardo no teme que se la compare con otras conductoras de magacines porque «sé que es inevitable. Si tuviera un miedo paralizante a que eso sucediese no hubiera sustituido nunca a García Ferreras en ''Al rojo vivo''», explica.