¿Estallará la burbuja del fútbol?

Vodafone se une a Movister+ y Orange y se plantea no negociar los derechos de emisión de los partidos de la Champions League con Mediapro por su elevadísimo coste

La negociación entre Mediapro y las operadoras para ver los partidos de la Champions, en la imagen Ronaldo en uno de ellos, está en punto muerto
La negociación entre Mediapro y las operadoras para ver los partidos de la Champions, en la imagen Ronaldo en uno de ellos, está en punto muerto

Vodafone se une a Movister+ y Orange y se plantea no negociar los derechos de emisión de los partidos de la Champions League con Mediapro por su elevadísimo coste.

Otra operadora que se planta. Durante un encuentro con periodistas en el Mobile World Congress, que se celebra estos días en Barcelona, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, afirmó que si no cambia el modelo actual de compraventa no le «salen las cuentas» para emitir el fútbol. La situación es tan surrealista que explicó que «si, por ejemplo, Vodafone dejase de emitir los partidos y todos los clientes se fueran, en el peor de los escenarios se perderían 192 millones de euros al año, cuando los costes superan los 200, por lo que hasta saldría más rentable», informa Efe.

El pasado verano Mediapro adquirió los derechos de la Champions y de la Europa League para las próximas tres temporadas (2018/19, 2019/20 y 2020/21) por un importe estimado de 1.100 millones de euros, aproximadamente un 70 por ciento más que en la anterior puja. Para que la operación les sea rentable habría que negociar al alza con Movistar+, Vodafone y Orange, que tendrían que pagar un potosí. En el hipotético caso de que aceptasen, esta hiperinflación recaería en los abonados que, de pagar 20 euros al mes, desenvolsarían 60. Según Coimbra, «a la gente le gusta mucho el fútbol, pero no tanto como para pagar esa cantidad».

Hace unos días, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vila, afirmó que «hay una clara posibilidad de que no renovemos para la Champions». «El mercado está entrando en escenarios de exuberancia o exceso», comentó, para añadir después que «la renovación estará en función de un análisis coste-beneficio».

Llegar a un acuerdo

Por su parte, el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, ha sido el más tibio. Lo único que ha comentado es que si otra operadora tenía los derechos, ellos también pagarían por ellos. Coimbra emplaza a que se llegue a algún acuerdo porque no concibe que no se puedan ver los partidos en los hogares. Ante esa situación insiste en que «de una forma u otra hay que encontrar una solución, pero lo que no puede ser es que los abonados paguen la fiesta y otros la disfruten».

¿En qué situación se queda Mediapro si las negociaciones se suspenden? Para la compañía sería un fracaso, aunque tienen en mente llegar a un acuerdo con Sky. Si no es así, los televidentes podrán ver su oferta a través de BeIN Sports y BeIN LaLiga que están en estas operadoras. Si estas se mantienen al margen, los usuarios tendrían que contratar el servicio a través de BeIN Connect. El problema es que solo lo podrían ver en las Smart TV, ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes.