Los viajes de Mr. Worldwide: Safari en Tanzania y relax en Zanzíbar, la isla donde nació Freddie Mercury

Desde LA RAZÓN visitamos diversos parques naturales de Tanzania en busca de "los cinco grandes" animales y también volamos hasta la tierra natal del líder de Queen

¿Alguna vez has soñado con adentrarte en la naturaleza y el misterio de la África más auténtica? Desde LA RAZÓN te mostramos un viaje que te dejará asombrado ante la magnificencia de un destino repleto de paisajes de una belleza insospechada, de una fauna que dibuja hermosas estampas, de una calidez en los colores de sus amaneceres inolvidable. Estamos hablando de Tanzania, la cuna del rey león.

Pocos se pueden imaginar lo que van a vislumbrar con sus propios ojos en los diversos parques naturales de Tanzania. En un concurso de quién tiene más animales, como niños jugando con los cromos, siempre gana este país africano que fue una antigua colonia alemana desde finales del siglo XIX hasta que pasó a control británico en 1919 y logró su independencia en 1961.

Leones, guepardos, elefantes, jirafas, cebras, rinocerontes, leopardos, cocodrilos... En la sabana los encontrarás todos y sin tener que afanarte en buscar hasta debajo de las piedras.

También tendrás la oportunidad de conocer la cultura autóctona con las diversas tribus masáis viviendo sin electricidad, sin privilegios ni mucho menos tecnología. Y qué decir de la montaña más alta y enigmática del continente africano, el Kilimanjaro, un coloso que hipnotiza con su bella estampa, como la luna llena.

Lo ideal es contratar un safari compuesto por seis días y cinco noches con una compañía con experiencia, con un guía que hable perfectamente castellano y que os ofrezca un buen itinerario dependiendo de la época que se trate.

Nuestra elección fue hacerlo con un todoterreno equipado con todo tipo de comodidades y con capacidad para seis personas. Fuimos espectadores de lujo de un espectáculo en directo de la naturaleza.

Zanzíbar, cuna de genios de la música

Como broche de oro a tus vacaciones, no olvides de visitar la sorprendente Zanzíbar, la isla de las leyendas y de las espléndidas playas cristalinas de arena blanca.

Conocida también como «isla de las especias» o «de los sultanes», se trata de un auténtico paraíso situado a tan sólo 40 minutos en avión desde Dar Es Salaam, la capital oficial de Tanzania, a la que la isla como tal pertenece, aunque sigue siendo un “país” independiente del continente, tanto por cultura, política y religión.

Y es que Zanzíbar tiene una historia próxima pero divergente debido a su condición insular y a las culturas que se asentaron aquí a partir del siglo XV. Primero fueron los portugueses y posteriormente tras casi dos siglos los árabes de Omán, quienes fundaron un sultanato sustentado en el comercio y en la integración de las culturas islámica y swahili.

Una de las más curiosidades importantes de Stone Town, la capital de Zanzíbar, es que aquí nació Freddie Mercury, el líder de Queen, el 5 de septiembre de 1946, y la isla fue cuna de otros genios de la canción como Tracy Chapman.

Además, en este trozo del paraíso en Tanzania también puedes realizar muchas actividades acuáticas como bucear en el norte de Zanzibar. Lo ideal es hacerlo en Mnemba o Pemba, las islas más importantes de la zona con unos increíbles arrecifes coralinos que merecen mucho la pena verlos desde cerca.