Guatemala: ecléctica, cosmopolita y con un gran legado histórico

Exuberantes volcanes, lagos, cuevas, ciudades coloniales y coloridos mercados esperan al viajero .

El parque nacional Tikal reúne algunas de las joyas de la cultura maya que atesora Guatemala
El parque nacional Tikal reúne algunas de las joyas de la cultura maya que atesora Guatemala FOTO: Dreamstime

La primera mirada que tiene el viajero dentro de este maravilloso país de Centroamérica es su capital, Ciudad de Guatemala, y ya desde que el avión desciende hacia ella se adquiere la certeza de que es una preciosa y especial metrópolis rodeada de impresionantes montañas, bosques y volcanes.

«Vibrante y de apariencia desaliñada», así es la Ciudad de Guatemala, la cual despunta por su encanto cosmopolita y gran tradición histórica, así como por su importante pasado maya. Entre sus principales atractivos, resalta el casco histórico, una de sus zonas más antiguas, fundada en 1776.

Con el paso del tiempo, los edificios que se han ido construyendo en esta zona son actualmente una bella mezcla de estilos arquitectónicos: art déco, Barroco, Neoclásico… Una fusión ecléctica que ofrece al turista una experiencia única al recorrerla. Aquí se encuentran algunos de los iconos más representativos del país: el Palacio Nacional de la Cultura, que fue declarado Monumento Histórico por su valor arquitectónico y artístico; la Catedral de Guatemala, con su mezcla entre lo austero y las decoraciones más ricas; el Museo Nacional de Arte Moderno de Guatemala, uno de los museos más antiguos del país; y, entre otros, la Torre del Reformador, monumento conmemorativo y símbolo de identidad del paisaje urbano de esta ciudad.

Seguimos adentrándonos en la esencia de esta capital a través de la visita a la iglesia Yurrita, también llamada Nuestra Señora de las Angustias, una auténtica e icónica construcción que destaca arquitectónicamente por su bella y singular fachada. Según la leyenda, lo que motivó la edificación de esta iglesia fue una promesa que Felipe Yurrita, caficultor oriundo de España, hizo a la virgen para que lo salvara a él y a su familia en la erupción del volcán Santa María en 1902. Por otro lado, el Museo del Ferrocarril exhibe valiosas piezas antiguas que constatan la importancia que para los guatemaltecos tiene preservar los legados del pasado. Dos de los reclamos principales de este museo son el Vagón Presidencial de Jorge Ubico y un coche-restaurante de 1937; ambos permiten ver cómo era el transporte en el siglo XX. Por último, antes de salir del casco histórico, el parque Colón se presenta como un espacio ideal para descansar un poco en un área verde en la cual predominan los elementos naturales como árboles, plantas y flores.

Otros lugares de interés en Ciudad de Guatemala son, entre muchos más, el Zoológico, catalogado entre los mejores quince zoológicos de América, y el Museo Miraflores, que, inaugurado en el 2002, tiene como objetivo principal exhibir y preservar el Patrimonio Prehistórico encontrado en el lugar donde se ubicó la antigua ciudad maya de Kaminaljuyú.

Antigua y Chichicastango, ciudades en las que se respira la tradición y esencia guatemalteca

A menos de una hora de Ciudad de Guatemala, se halla Antigua, una de las urbes más bonitas del país, tanto es así que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco. Esta bella y mágica ciudad colonial ofrece al turista descubrir casi 500 años de historia y una excepcional vista hacia los volcanes de fuego y Acatenango.

Sus coloridas calles empedradas tienen un aire de pueblo del que nunca se han desprendido, y están flanqueadas por pintorescas fachadas barrocas, templos y monasterios que hacen sentir el peso del tiempo: el Palacio de los Capitanes Generales, el convento y arco de Santa Catalina, la iglesia de San Francisco…, sin olvidar dos interesantes museos, el de Jade y el de la Universidad de San Carlos, y, por supuesto, el encanto del mercado de artesanos locales Nim Pot.

La colorida artesanía es una seña de identidad del país
La colorida artesanía es una seña de identidad del país FOTO: Dreamstime

Un imperdible en Guatemala muy cerca de Antigua es la subida al volcán de Pacaya, uno de los volcanes más activos del país y catalogado como parque nacional. La caminata discurre entre hermosos parajes y se atraviesa un terreno cubierto por ceniza volcánica hasta alcanzar finalmente el humeante cono sulfúrico. Es uno de los volcanes más recomendados para su visita por su fácil ascenso y las hermosas vistas que regala.

Por otro lado, si continuamos explorando lugares de interés cerca de la capital, el lago de Atitlán es una visita obligada. Este lago está situado en un enorme cráter volcánico rodeado de colinas exuberantes y es famoso por sus pueblos mayas y sus volcanes de conos puntiagudos; está considerado como uno de los lagos más bellos del mundo. A orillas del lago se encuentran los citados pueblecitos a los que acuden tanto chamanes como mochileros en masa. Tanto si se busca fiesta, tradición como misticismo, este lugar tan especial de Guatemala lo ofrece.

Hagamos también un inciso en otro lugar cercano a Ciudad de Guatemala imprescindible de conocer, una de las ciudades más peculiares de Guatemala: Chichicastango. Aquí las tradiciones permanecen arraigadas de un modo especial, se habla otro idioma, el maya quiché, y la gente se viste diferente. Sin duda, lo más espectacular de esta población es su famoso mercado de los jueves y domingos. Cuenta con más de 2.000 puestos en los que se vende desde artesanía típica hasta imanes de nevera, máscaras mayas, frutas y verduras, carnes, animales…, adentrarse en la plaza y callecitas que ocupa este mercado es una experiencia sensorial por sus colores, olores, y, sobre todo, por la atmósfera tan diferente que lo envuelve.

Lo citado y descrito tan solo son unas pinceladas de todo lo que ofrece Guatemala que, sin lugar a duda, es un destino de viaje lleno de autenticidad, lejos del turismo de masas, único y muy especial.