El gol más tonto de la historia: Un portero encaja un tanto mientras se hidrataba

Esta insólita jugada tuvo lugar en un partido de la segunda división alemana entre el Duisburgo y el Ingolstadt

Esta insólita jugada tuvo lugar en un partido de la segunda división alemana entre el Duisburgo y el Ingolstadt.

Ver para creer. Ayer se vivió uno de los momentos más surrealistas en el fútbol europeo durante un partido de la segunda división alemana. El portero del Duisburgo, Mark Flekken, «regaló» un gol inexplicable este sábado ante el Ingolstadt que supuso el 1-1 provisional.

Este extraño suceso tuvo lugar en el minuto 18 del partido a raíz de un despeje largo de la defensa del Ingolstadt. El equipo visitante siguió la jugada y el delantero Stefan Kutschke aprovechó que Flekken se encontraba dentro de su portería bebiendo agua para firmar el tanto del empate.

Lo más gracioso fue la reacción que tuvo el portero del Duisburgo, pues se quedó estático al ver cómo el rival le anotaba semejante gol. Afortunadamente para él, su equipo logró imponerse finalmente por 2-1 y se llevó los tres puntos.