MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
04:08
Actualizado

Marruecos centra las pesquisas en la familia y amigos del jefe de la célula

Abdelbaky es Satty no había realizado ningún estudio para poder ser imán

  • El imán Abdelbaky es Satty
    El imán Abdelbaky es Satty

Tiempo de lectura 2 min.

31 de agosto de 2017. 05:07h

Comentada
J.M.Zuloaga Madrid. 31/8/2017

La investigación que han realizado las Fuerzas de Seguridad marroquíes tras la masacre de Barcelona y que, al parecer, está ya en poder de las autoridades españolas, se ha basado fundamentalmente en el entorno familiar y de amigos del auto proclamado «imán» de Ripoll y jefe de la célula, Abdelbaky es Satty, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas.

En medios marroquíes se subraya que se esté llamando «imán» a un individuo que no había realizado ningún estudio para serlo y que, como ha quedado demostrado, se dedicaba a radicalizar a jóvenes para que cometieran atentados.

El resultado de las pesquisas que se realizan en el vecino país no se conoce ya que el juez que instruye el sumario lo ha declarado secreto. Sin embargo, las citadas fuentes han señalado que los agentes han preguntado a los familiares sobre diversos aspectos de la vida de Satty; sobre el momento en el que pasó del mundo de la delincuencia común al yihadismo y las razones de esta cambio, que todavía no se han podido establecer de forma fehaciente.

Los investigadores no han dejado ningún cabo suelto en la localidad de la que era originario Satty, Taza, en la que durante algunos días era visible la presencia policial, sobre todo para evitar a periodistas y curiosos.

Por lo que respecta a los amigos, los interrogatorios, que tienen carácter preventivo (interpelación), se han dirigido en la misma dirección, para conocer detalles de las actividades de Satty en Marruecos y preguntar sobre sus actividades en España, Bélgica y otros paises europeos.

Las citadas fuentes han señalado a este respecto que la seguridad interna que Satty impuso a la célula que dirigía, en la que la discreción era una norma de obligado cumplimiento, la aplicaba el mismo con esas amistades e incluso con sus familiares, a los que lógicamente no daba detalles de sus planes yihadistas pese a que ya tuvieran noticias de su proceso de radicalización.

El control de los grupos del terrorismo yihadista en Marruecos es muy estricto, sobre todo después de los cinco atentados simultáneos perpetrados en la localidad de Casablanca, uno de ellos la Casa de España, el 16 de mayo de 2003, en los que fueron asesinadas 41 personas, entre ellos dos empresarios de nuestro país. Desde entonces, la colaboración antiterrorista entre España y Marruecos ha mejorado con el tiempo hasta llegar a su nivel actual. Por ello, nada más producirse los ataques de Cataluña y conocerse que los autores eran marroquíes, las Fuerzas de Seguridad de este país pusieron en marcha un amplio dispositivo para tratar de buscar posibles nexos de los terroristas y la preparación de los atentados.

Últimas noticias