lunes, 18 septiembre 2017
09:18
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Masiva participación en la consulta popular contra Maduro en Venezuela

  • Los participantes del plebiscito opositor deberán responder si están o no de acuerdo con el proceso constituyente impulsado por el chavismo y, además, con instaurar un gobierno de transición.

Masiva participación en la consulta popular contra Maduro en Venezuela
Efe

El vicepresidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Freddy Guevara, dijo hoy que la participación en la consulta popular de la oposición contra la Asamblea Constituyente supera lo esperado apenas unas horas de iniciado el proceso, por lo que harán lo posible para que el flujo no se atrase.

“Vamos a tratar de ver en qué sitios la afluencia ha sido demasiado alta para que podamos llevar (material) desde otros sitios donde ha sido media. En ningún sitio ha sido baja, no hay un solo sitio que digamos que la afluencia está por debajo de los esperado”, aseguró a los medios desde el centro de operaciones en Caracas.

Guevara señaló que hay puntos de consulta en los que ha habido entre un diez y un veinte por ciento más de participación de lo esperado.

Incluso afirmó que en casos particulares hay el doble de asistentes, por lo que indicó que comenzará un proceso de “ingeniería electoral” para “hacer todo lo posible para que este flujo pueda seguir, que no se atrase”.

Asimismo, destacó que el proceso de votación está siendo “muy rápido” y que la media de tiempo que las personas permanecen en fila es de diez a quince minutos.

“Esto refleja cómo el pueblo es más eficiente que una institución que tiene en teoría todos los reales (dinero) (...) que se ha gastado millones de dólares en maquinitas (equipos de votación)”, dijo en referencia al Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano.

Asimismo, aseguró que los resultados se conocerán “mucho más rápido” de lo habitual en un proceso participativo o electoral en Venezuela.

“Obviamente no tenemos los resultados aún, pero todo lo que se vaticina es muy por encima de lo que estábamos esperando, incluso en la infraestructura que se tenía”, acotó.

Más temprano, el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el opositor Julio Borges, indicó que los 2.030 centros de votación previstos para la consulta popular operan al cien por cien y que solo cuatro de ellos debieron ser reubicados.

El legislador no explicó las razones que obligaron a la reubicación de estos cuatro centros hacia “zonas cercanas”, pero especificó que se trata de uno en el municipio caraqueño Libertador, dos en el estado Nueva Esparta (noreste) y otro en Zulia (noroeste).

Mesas en España

Miles de venezolanos residentes en España han participado hoy en la consulta popular convocada por la oposición en torno al proceso constituyente impulsado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para renovar la Asamblea Nacional y redactar una nueva Carta Magna.

La opositora Mesa Venezolana de la Unidad Democrática (MUD) ha instalado mesas en más 80 puntos de toda España para facilitar el voto a los más de 300.000 residentes llamados a la consulta, que Maduro considera ilegal.

Sólo en Madrid, a media tarde, habían participado más de 35.000 personas, según una portavoz de la organización.

Hasta la Puerta del Sol se acercó por la mañana el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, que aseguró que la “marejada” de ciudadanos que están participando en la consulta obligará a “abrir los caminos” para un “cambio en paz”.

“La manifestación de voluntad del pueblo venezolano de vivir en democracia y en libertad es irrevocable e inmensamente mayoritaria”, resaltó el opositor en declaraciones a los medios.

Torrealba expresó su satisfacción porque los venezolanos estaban “haciendo eso que el régimen no quería” que hicieran, votar “de manera civilizada y pulcra” su “necesidad de cambio”.

Uno de los venezolanos que ha votado en Madrid, aunque con más de dos horas de retraso respecto a lo que había convocado, es el cantante Carlos Baute, que trasladó su “orgullo” a sus compatriotas, a los que el Gobierno de “narcotraficantes” y “asesinos” liderado por Nicolás Maduro “sigue humillando”.

Baute subrayó que este plebiscito “tiene todo el valor del mundo” y es “completamente legal” porque es “una consulta popular soberana”, y ensalzó a los “héroes” de su país que “se están marchando y no saben si van a regresar a casa”.

En Barcelona la consulta ha estado rodeada de polémica debido a la decisión del ayuntamiento de Ada Colau de no permitir la instalación de las urnas en el centro cívico Pere Quart de Les Corts, aduciendo la falta de permisos y problemas de seguridad.

El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, acusó a la alcaldesa de “silenciar” a la oposición venezolana y le emplazó a dar explicaciones.

Fernández Díaz criticó que Colau se convierta en “cómplice” del régimen de Maduro. “La comunidad internacional está reaccionando de manera contundente y casi unánime, pero en cambio el gobierno de Colau silencia la voz del Ayuntamiento, y presume, por otro lado, de ser una defensora de los derechos humanos”, añadió.

El concejal del barrio barcelonés de Les Corts, Agustí Colom, ha aducido que no ha permitido instalar las urnas de la consulta contra Nicolás Maduro en el centro cívico por el “riesgo” que entrañaba dada la gran afluencia de votantes prevista, sin que la organización contara con un plan de seguridad.

Colom ha afirmado que tomó la decisión de acuerdo con la Guardia Urbana, al valorar que la organización no disponía de la autorización que se requiere para montar un acto político en un centro cívico municipal y que la votación podría implicar “riesgos”, dado que se esperaba que acudieran 16.000 personas.

El plebiscito opositor se realiza al margen del Poder Electoral y plantea saber si los venezolanos están o no de acuerdo con el cambio de Constitución que promueve el presidente Nicolás Maduro, así como con instaurar en el país un gobierno de transición.

Este proceso se lleva a cabo al mismo tiempo que un simulacro electoral convocado por el CNE como práctica de las elecciones de la Constituyente que se prevén para el próximo 30 de julio.

Los centros de votación en Venezuela abrieron hoy sus puertas a las 07.00 hora local (11.00 GMT), y algunos de ellos minutos antes, con lo que comenzó la participación de los ciudadanos en una consulta popular impulsada por los opositores del presidente, Nicolás Maduro.

Los participantes del plebiscito opositor deberán responder si están o no de acuerdo con el proceso constituyente impulsado por el chavismo y, además, con instaurar un gobierno de transición.

La Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, informó a través de la red social Twitter de que los puntos para la consulta popular abrieron a la hora acordada "en todo el país".

No obstante, según constató Efe, quince minutos antes de la hora prevista, en las mesas electorales dispuestas en la plaza de Los Palos Grandes, en el municipio caraqueño de Chacao, comenzaron las votaciones de esta consulta hecha al margen del Poder Electoral y calificada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de plebiscito.

Asimismo, cientos de electores comenzaron a hacer lo propio y sin mayores contratiempos en varios centros del este y del oeste Caracas.

Para este proceso, la MUD habilitó 2.030 "puntos soberanos" en todo el país con 14.404 mesas de votación y acreditó a 47.272 personas para trabajar en la consulta que cuenta además con unos 80.000 voluntarios desperdigados por toda la nación caribeña.

Ciudadanos venezolanos residentes en países como Arabia Saudí, Baréin, Kuwait, Omán, Catar y Egipto votaron ayer en esas naciones de Oriente Medio en las primeras mesas que abrieron en todo el mundo para la consulta.

En el extranjero fueron habilitados 667 puntos de votación, distribuidos en 602 ciudades de 100 países.

El presidente Maduro dijo ayer que el referendo opositor es una "consulta interna" entre los partidos de "la derecha" y criticó que esta se realice "sin cuadernos electorales, sin captahuellas, sin auditorías".

Este domingo también se hará un simulacro electoral de las votaciones previstas para el 30 de julio, cuando se prevé que se elijan los redactores de la nueva y eventual Carta Magna.

Maduro llamó a sus partidarios a participar en esta jornada previa a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, un proceso que la MUD rechaza y ha llamado a impedir.

Los opositores han responsabilizado al Gobierno de cualquier hecho de confrontación que se pueda generar durante la jornada.

Efe

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs