MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL

Consejos, trucos y destinos para que tus viajes sean perfectos.

Mr. Worldwide
Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas
| 05/04/2016 12:13
Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Entre los siglos XV y XVI floreció el imperio más extenso de la historia de la América precolombiana, los Incas, quienes dispusieron de una cultura muy avanzada en el continente sudamericano, antes de su descubrimiento por parte de los europeos.

A pesar de toda su grandeza, el imperio incaico escasamente existió más de un siglo. Con anterioridad al año 1430, los Incas gobernaron únicamente el Valle del Cusco y desarrollaron una economía basada en una intensiva construcción de hileras de terrazas en las montañas, en las que consiguieron una maestría en el arte hidráulico y de irrigación de las aguas.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Normalmente uno se adentra en el mundo Inca a través de la ciudad de Cusco, que fue la capital del Imperio Inca, y posteriormente una de las ciudades más importantes del virreinato de Perú, siendo actualmente uno de los principales atractivos turísticos del país sudamericano. La ciudad fue declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Para volar hasta Cusco no dudamos en contar con los servicios de Amaszonas, la principal línea aérea turística de Bolivia con la flota más moderna, que tiene por objetivo la consolidación en las rutas domésticas e incluso su expansión hacia destinos internacionales como Argentina, Brasil y Paraguay. Su nombre proviene de la frase "A más zonas", que tiene un sonido idéntico a "Amazonas".

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Desde el momento en que subimos al avión desde La Paz, todo el personal de la aerolínea boliviana se preocupó muchísimo por nosotros a fin de hacernos sentir que nuestras vacaciones comenzaban desde el mismo momento en el que embarcábamos hacia el avión.

Una vez que aterrizamos en el aeropuerto de Cusco, nos estaba esperando con un letrero a la salida de la terminal uno de los chóferes de la agencia turística Machu Picchu Terra, un turoperador que tiene como objetivo crear paquetes turísticos a tu medida, siempre con el asesoramiento de su personal altamente capacitado.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Para conocer en profundidad la historia de Cusco y, sobre todo, del imperio incaico, decidimos contar con los servicios de esta compañía de viajes con gran experiencia y seriedad. Además, desde el primer momento que nos pusimos en contacto con Machu Picchu Terra, nos demostraron que su misión era la de brindarnos un servicio integral y personalizado para hacer que nuestro viaje se convirtiera en una experiencia inolvidable.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

El mismo día que llegamos a Cusco realizamos un tour por la ciudad de Cusco de la mano de Machu Picchu Terra, visitando los puntos más importantes de la ciudad y alrededores: la Catedral, el recinto de oro de Qoricancha, el laberinto de Q’engo, el fortín rojo de Pucapucara y el lugar de descanso Tambomachay, donde podemos visualizar como el agua fluye entre rocas de construcción inca debido al diseño de estos magníficos arquitectos del lugar.

Para conocer más sobre el Imperio Inca, al día siguiente visitamos también el Valle Sagrado, acudiendo a Pisac, Urubamba, Ollantaytambo y Chinchero. Pisac destaca por su observatorio astronómico, y allí se puede asistir a una celebración religiosa en “quechua”, idioma nativo de los Incas. Todo esto con tiempo suficiente para adquirir souvenirs, comer productos locales o un almuerzo incluido tipo buffet para recuperar fuerzas, ya que la excursión abarca todo un día.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Sin duda, la excursión estrella se debe al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y uno de los lugares que todo el mundo sueña con ver: Machu Picchu. Accedimos al pueblo de Machu Picchu en tren desde Cusco con la compañía PeruRail, que presenta varios modelos de trenes y con distintas características de confort y precio, dónde destacamos la categoría “Vistadome”, un tren de alto standing donde durante las tres horas de recorrido se puede visualizar la naturaleza y disfrutar de un viaje fabuloso, con una comida principal incluida en el precio.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Desde el pueblo de Machu Picchu se puede llegar andando hacia el poblado original Inca, o bien coger uno de los numerosos buses que salen con frecuencia y te dejan justo a la entrada del espectacular monumento Inca. Todo esto lo hicimos acompañados de un guía experto que Machu Picchu Terra nos brindó, y que nos enseñó hasta el más mínimo detalle de esta gran formación Inca, que está considerada como una de las bellezas construidas más impresionantes del planeta.

¿DÓNDE DORMIR?

JW MARRIOTT EL CONVENTO CUSCO

Este maravilloso hotel que se encuentra en el centro de la ciudad de Cusco consta de 153 habitaciones, de las cuales siete son suites. Las habitaciones son amplias, con unas instalaciones modernas, a pesar de que el hotel está construido en el lugar del convento colonial del siglo XVI de San Agustín.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

La decoración es elegante con suelo de parqué, sillas tapizadas y accesorios de madera oscura. Además, están equipadas con televisor por cable, minibar y baño privado con ducha. El hotel dispone además de un SPA con piscina de relajación abierta las 24 horas del día. A las instalaciones hay que sumarle un jacuzzi, sauna seca y cámara seca.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

En el JW Marriott El Convento Cusco también cuentan con un servicio médico, al que muchos huéspedes recurren debido al mal de altura. El personal médico les ayudará a paliar los síntomas sin necesidad de acudir a un centro médico de la ciudad. En definitiva, la atención y comodidad que este hotel pone a nuestro alcance hará que nuestra estancia en la ciudad imperial de Cusco sea perfecta.

SUMAQ MACHU PICCHU HOTEL

Este lujoso hotel se encuentra situado en la localidad de Aguas Calientes, siendo el hotel más importante del entorno. A la llegada en tren, el hotel ofrece la posibilidad de recoger el equipaje en la estación y trasladarlo directamente a la habitación. Desde los balcones de sus amplias habitaciones se contemplará de forma privilegiada el río Urubamba, acompañado de un precioso paisaje montañoso con una flora y fauna espectacular.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Además se ofrecen otros servicios para poder disfrutar del tiempo libre: clases de cocina peruana, la participación en rituales andinos o excursiones ecológicas, guiadas por una zona tocada por los dioses incas. Quien quiera relajarse en el Spa, también puede hacerlo. El personal trabaja con antiguas técnicas incas para el cuidado de nuestro cuerpo y alma, que nos librarán de estrés y tensiones.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Por otro lado, la comida del restaurante del hotel es deliciosa y el trato exquisito. Resaltar la rapidez en servir los platos y el desayuno buffet que presenta una selección de productos naturales muy diversos: dulces, tostadas, zumos, frutas, frutos secos, comida cocinada... Una gran cantidad de comida que hará que empecemos el día con energía, y para poder afrontar con fuerza una de las grandes maravillas del mundo: el Machu Picchu.

¿DÓNDE COMER?

PIRQA (Cusco)

Se trata del restaurante principal del hotel JW Marriott el convento Cusco, y en el cual se sirve cocina peruana moderna en un ambiente inspirado en la arquitectura antigua de los Incas.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

El restaurante Pirqa se encuentra abierto todos los días para el desayuno, el almuerzo y la cena. Además, su personal presta un servicio excelente, con una atención impecable que nos ayudará a tener una velada perfecta.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

La gastronomía de este restaurante está claramente inspirada en la cocina peruana, pero siempre con un toque internacional. Una fusión que nos invita a redescubrir una cocina que para muchos sigue siendo algo desconocido.

LE SOLEIL (Cusco)

Este lujoso restaurante francés se encuentra en el corazón de la ciudad de Cusco. Ofrece una calidad suprema de cocina gala, aunque presenta ciertos toques locales que hace de este lugar un sitio incomparable.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Con una carta de vinos de alta calidad y una selección de productos que nos hace viajar al mismo corazón de Francia, estando en un continente lejano. La esencia de la cocina francesa luce con platos de fondo como el pato en dos cocciones a la naranja o la gran selección de postres que ofrece, entre otros la auténtica la crème brulée. Los magníficos vinos se pueden degustar incluso por copas.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Por otro lado, el restaurante Le Soleil ofrece un menú exclusivo con platos preparados sólo con productos frescos disponibles de acuerdo al mercado.

MARCELO BATATA (Cusco)

Este restaurante de comida peruana se encuentra a la espalda de la catedral de Cusco. Desde fuera el restaurante no parece ser demasiado grande, sin embargo la primera impresión engaña. Presenta un salón comedor muy acogedor con unos colores vivos y un diseño vintage. Además, el restaurante cuenta con una terraza en el piso superior, desde donde se puede contemplar las torres de la catedral.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Con respecto a la comida, nos ofrece una cocina típica peruana con un toque internacional. Sobre el plato solo caen productos frescos, todos con una cocción perfecta.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

No podemos irnos de este sitio sin probar la carne de alpaca, ya que es su gran especialidad. Con esta comida peruana se nos ofrece una carta de vinos espectacular, donde podremos acompañar de forma impecable el menú que hayamos elegido.

HATUCHAY INN (Machu Picchu)

Este restaurante se encuentra en el corazón del pueblo Aguas Calientes, en la avenida principal. Consta de comida internacional y con una carta de bebidas amplia.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Al mediodía existe la posibilidad de tomar un menú buffet o, por el contrario, pedir a la carta. Siendo la mayoría de la comida internacional, presenta platos principales típicos peruanos. Aunque la carta no sea demasiado extensa, tendremos la opción de elegir entre carnes, pescados, ensaladas, hamburguesas, pizzas o pasta.

Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas

Si nos decantamos por el menú buffet, contaremos con platos similares, pero con la ventaja de poder probarlos todos. Para concluir con el menú, podemos elegir entre fruta natural y una selección de dulces.

Por último, dar las gracias a GoPro por facilitarnos las cámaras HERO3+ Black Edition y HERO4 Session para la realización del vídeo de nuestro viaje.

PARA MÁS INFORMACIÓN :::

AMASZONAS (www.amaszonas.com)

MACHU PICCHU TERRA (www.machupicchuviaje.com)

PERURAIL (www.perurail.com)

JW MARRIOTT EL CONVENTO CUSCO (www.espanol.marriott.com/hotels/travel/cuzmc-jw-marriott-el-convento-cusco)

SUMAQ MACHU PICHU HOTEL (www.machupicchuhotels-sumaq.com)

PIRQA (www.espanol.marriott.com/hotels/hotel-information/restaurant/cuzmc-jw-marriott-el-convento-cusco)

LE SOLEIL (www.restaurantelesoleilcusco.com)

MARCELO BATATA (www.cuzcodining.com/marcelo-batata.htm)

HATUCHAY INN (www.hatuchayinn.pe)

GOPRO (http://es.gopro.com)

Texto: Rafael Jiménez

Fotos: Jesús Buitrago

Sobre el autor
Jesús Buitrago / @sueco_finlandes Jesús Buitrago es un periodista apasionado de los viajes, con miles de kilómetros de experiencia a sus espaldas. @sueco_finlandes
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1

    Por qué no existe la «Plurinacionalidad»

    Expertos consultados por LA RAZÓN alertan sobre la peligrosa ambigüedad del concepto propuesto por Pedro Sánchez. Todos coinciden en que este término «inventado» no es la respuesta al fin de las tensiones territoriales en España: «Es vacío y peligroso».

  • 2

    Violencia de género

    «Mi madre pidió ayuda pero está muerta»

    En los últimos cinco años 200 menores han perdido a sus madres asesinadas a manos de sus parejas. Las asociaciones de mujeres exigen a la Administración mayor protección ante el «desamparo» de los huérfanos de la violencia de género.