lunes, 26 junio 2017
08:32
Actualizado a las 
Ofrecido por:
Verde
«Los ojos del lobo» buscan financiación a través del micromecenazgo

Amigos del Lobo de Sierra Morena ha iniciado una campaña de micromecenazgo con el fin de recaudar los 5.000 euros que necesita para terminar de rodar su documental 'Los ojos del lobo' en defensa de esta especie, que se encuentra en extinción en esta zona de Andalucía. El director del largometraje, Víctor Gutiérrez, ha advertido a Efeverde de que "no se trata de un audiovisual típico" sino que sevirá para "poner en valor el patrimonio lobero" así como su legado histórico y etnográfico en Andalucía, siempre con fines "educativos".

Para ello, la cinta mostrará al espectador la historia y los problemas generados por la presencia del lobo ibérico o "Canis lupus signatus" en el sur de la península junto "a elementos pastoriles y arquitectónicos desconocidos" por la mayoría de la propia población andaluza.

El objetivo del micromecenazgo, que emplea la plataforma Verkami por "su función colaborativa, donde la ciudadanía es la protagonista", es sufragar los gastos de potproducción para finalizar el documental y difundirlo posteriormente.

"Los ojos del lobo" se ha rodado en diferentes localizaciones de Andalucía, pero también de Extremadura y Castilla-La Mancha, donde han recogido imágenes que van desde los fosos y trampas loberas hasta manifestaciones artísticas como la estatua del Lobo Negro de Fuente del Arco en Badajoz.

Entre los escenarios escogidos por el director figuran además varios bosques históricamente ligados al lobo en la desembocadora del río Guadalquivir así como poblaciones andaluzas que le deben su nombre, como Villalobos (Almería).

También se recoge el rastro "no biológico pero aún perceptible" con elementos en riesgo de extinción como las leyendas, refranes, supersticiones o prácticas pastoriles en desuso actualmente.

Por ello en el documental participan pastores, cazadores y naturalistas que cuentan "la convivencia entre el lobo y el mundo rural, con sus propias experiencias e incluso recitando poemas" según Gutiérrez.

El narrador del largometraje es el director del programa de Canal Sur televisión "Tierra y Mar" Ezequiel Martínez, mientras que las imágenes de lobos proceden del archivo de Carlos Sanz Producciones/Ramiro Freire y de las grabaciones que se realizaron en el Centro de Educación Ambiental La Dehesa (Riópar).

Esta iniciativa busca apoyar la conservación de esta especie en Sierra Morena, donde apenas quedan unos pocos ejemplares de acuerdo con el informe elaborado en 2014 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que confirmaba la existencia de un único núcleo reproductor en la zona centro-oriental de esta cordillera, frente a los ocho grupos que convivían hace diez años según los últimos estudios.

La jornada sobre el lobo ibérico, organizada el pasado mes de marzo en Jerez de la Frontera (Cádiz) por la Sociedad Gaditana de Historia Natural y en la que participó la asociación Amigos del Lobo, insistió en la demanda de protección para esta especie.

Precisamente en este encuentro nació un manifiesto con doce propuestas y líneas de actuación para impulsar esta protección, como por ejemplo la petición de crear un comité de expertos para estudiar y analizar la conservación de la especie en Sierra Morena o el apoyo a la propuesta de la administración autonómica andaluza para solicitar un programa LIFE específico.

También se solicita la puesta en marcha de un grupo de trabajo integrado por representantes de las administraciones públicas, entidades conservacionistas, agroganaderas, cinegéticas, empresariales y científicas al objeto de "culminar un gran Pacto Andaluz por el Lobo".

En ese sentido, se plantea lograr la "necesaria implicación" del sector cinegético mediante acuerdos de colaboración y custodia del territorio, así como la potenciación de "escuelas de pastores" para poder contar con personas formadas "adecuadamente" para gestionar el ganado en hábitats con depredadores.

Amigos del Lobo de Sierra Morena nació como entidad sin ánimo de lucro en Sevilla en 2014, integrada por un equipo de biólogos, educadores ambientales y naturalistas "con una amplia trayectoria profesional estrechamente vinculada con el lobo ibérico" durante los últimos veinte años.

SIGUENOS EN LA RAZÓN