Pandillas en Guatemala toman rehenes durante traslado de reos

Un grupo de la pandilla Barrio 18 mantuvo retenidos a 10 guardias del sistema penitenciario en una cárcel, luego de que el Ministerio de Gobernación cambiara de prisión a los líderes del grupo criminal

(AP). Un grupo de la pandilla Barrio 18 mantenía retenidos el lunes a 10 guardias del sistema penitenciario en una cárcel en Guatemala luego de que el Ministerio de Gobernación cambiara de prisión a los líderes del grupo criminal.

En un mensaje a la nación el presidente Alejandro Giammattei dijo que más de 6 horas después los pandilleros aún tenían de rehenes a los guardias.

“Se tomó la determinación de separar a lo que es conocido como la ‘ruda del barrio’, que son los dirigentes de la pandilla 18 que desde las cárceles ordenan secuestros, asesinatos, extorsiones y muchos actos delictivos”, afirmó el mandatario.

Rodeado del alto mando policial y del ministro de Gobernación, Giammattei dijo que ha dado instrucciones a la policía para que negocie con ellos la liberación de los guardias.

“Lo que no está en discusión es simple y sencillamente una determinación que ya tomamos de dispersar a los responsables de los asesinatos, violencia que estamos viviendo como consecuencia de la pandilla del Barrio 18”, dijo el mandatario.

Por la mañana el ministro de Gobernación, Olivero García Rodas, había dicho que no negociarían un acuerdo con los pandilleros.

La cárcel conocida como “El infiernito” está ubicada en el departamento de Escuintla, en la costa sur del país, y allí están recluidos reos pertenecientes a pandillas.

La toma de rehenes por parte de pandilleros del Barrio 18 que están en la cárcel se dio luego de que por la madrugada la policía cambiara de prisión a “La Rueda”, el nombre que se le da a un grupo de hombres que controla la pandilla.

“Fue una operación organizada para desarticular a estas bandas”, dijo el ministro. “Si se hace necesario el uso de la fuerza, se tendrá que hacer el uso de la fuerza; no digo que maten a nadie. La Policía Nacional Civil tiene derecho y la facultad de hacer uso razonable de fuerza”.

En un audio enviado a periodistas, una persona que dice ser guardia del Sistema Penitenciario retenido dijo: “Aquí lo que los hommies (pandilleros) lo único que quieren es que a sus compañeros no los metan a Pavón ni Pavoncito (dos prisiones ubicadas en el departamento de Guatemala). Nosotros estamos bien, ellos quieren un diálogo pacífico. Les rogamos a las autoridades que piensen en nosotros y en nuestras familias, que vengan en una forma pacífica”.

García Rodas explicó que los pandilleros están en prisión por crímenes de alto impacto como violaciones, asesinatos, secuestros y otros, y que estarían también vinculados a extorsiones, uno de los delitos más frecuentes en el país.

Giammattei también dijo que impugnará la decisión de un juez que prohibió el traslado de uno de los reos cabecillas. Por la mañana el viceministro de gobernación Gendri Reyes dijo que la defensa de Aldo Dupie Ochoa Mejía, alias El Lobo —uno de los líderes de la pandilla que fue condenado a 1.675 años de prisión por distintos delitos, incluido el de asesinato_, presentó un recurso legal para verificar su situación.