Renuncian tres ministros de Bolivia en medio de pugnas internas

Los ministros de Economía, Trabajo y el de Desarrollo productivo anunciaron su “renuncia irrevocable”, en medio de disputas internas y el paso de las a unas cruciales elecciones presidenciales el 18 de octubre

(AP). Tres ministros de Bolivia renunciaron el lunes a sus cargos entre ellos el titular de Economía, quien denunció disputas internas mientras el país se encamina a unas cruciales elecciones presidenciales el 18 de octubre.

Tras la dimisión del ministro de Economía Oscar Ortiz, el ministro de Trabajo, Oscar Mercado, y el de Desarrollo Productivo, José Abel Martínez, también anunciaron su “renuncia irrevocable” sin dar a conocer los motivos. La renuncia de ambos fue anunciada mediante comunicado de sus despachos.

Esta es la crisis más seria que afronta la presienta interina Jeanine Áñez desde que asumió en noviembre del año pasado.

Horas después, la mandataria tomó juramento a las nuevas autoridades sin referirse a las disputas internas. En su discurso agradeció el trabajo de Ortiz y pidió al nuevo ministro de Economía, Branko Marincovic, que se dedique a la creación de empleos para mejorar la economía.

En el acto realizado en el Palacio de Gobierno Áñez también nombró a Gonzalo Quiroga en la cartera de Planificación y a Álvaro Tejerina como titular de Trabajo.

“Yo no he renunciado, no porque me aferre a un cargo, sino que me pareció indigno que en lugar de hablar conmigo inicien una campaña por las redes sociales con informaciones falsas... entiendo que ya han decidido designar a otra persona”, dijo en rueda de prensa Ortiz al abandonar su despacho.

Poco antes, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, admitió que Ortiz no estuvo de acuerdo con la reciente decisión de Áñez de devolver acciones a socios de una empresa eléctrica estatizada por el anterior gobierno.

“Ortiz se opuso a ese tema de una forma que no es correcta”, dijo Murillo.

Esa decisión “no tiene respaldo legal. No estoy dispuesto a firmar cualquier decreto”. Hay decisiones que “debieran dejarse para la próxima gestión”, alegó Ortiz.

Áñez enfrenta problemas y pugnas internas que parecen haber recrudecido tras su decisión de abandonar su postulación a la presidencia por la alianza derechista Juntos tras caer a un cuarto lugar en las encuestas de intención de voto.

Las críticas a su gestión de la pandemia, el agravamiento de la crisis económica y escándalos de corrupción han debilitado la gestión de la mandataria que asumió en noviembre del año pasado con la misión de convocar nuevas elecciones tras la renuncia de su antecesor, Evo Morales, en medio de una convulsión tras los comicios del año pasado anulados por denuncias de fraude.

El exministro de Economía Luis Arce del Movimiento al Socialismo (MAS) -el partido de Morales- encabeza las encuestas seguido del expresidente Carlos Mesa (2003-2005) de la alianza centrista Comunidad Ciudadana (CC).

Hasta el lunes en Bolivia se han reportado 133.901 casos del nuevo coronavirus y 7.858 decesos.