Aguirre puntualiza: no hay «transmisión», sino «contagios comunitarios»

El PSOE- A y Adelante le reprochan su «irresponsabilidad» por la situación de Málaga

Después de que el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, abriera el debate sobre la complicada situación que atraviesa Málaga, aludiendo abiertamente a un escenario de «transmisión comunitaria» de coronavirus en la provincia, la polémica se desató con cierto lío conceptual. Fue el consejero de Salud, Jesús Aguirre, el que intentó cerrar el asunto en sede parlamentaria puntualizando que en la provincia no hay «transmisión», sino «contagios comunitarios». Tanto Adelante Andalucía como el PSOE-A reprocharon a Aguirre en la Cámara su «irresponsabilidad» por conocer este grave estado de la pandemia en la provincia en verano, dada la gran afluencia de turistas.

El consejero explicó la diferencia gráficamente. «En todo el mundo hay contagios comunitarios. Se monta uno en el metro y nos juntamos con personas que pueden ser positivos por Covid-19 y nos lo pueden transmitir. Al hacer la encuesta no se puede llegar al origen, al brote». Sin embargo, una situación de «transmisión comunitaria» se da «cuando no hay posibilidad de rastreo; entonces habría que asilar poblaciones enteras». Y a ese punto no se ha llegado en Málaga, pese a que los contagios y las hospitalizaciones siguen en aumento, más que en otras provincias andaluzas. En este sentido, el consejero aseguró que la incidencia del coronavirus en el distrito Costa del Sol y en la provincia «está por debajo de la media de España».

Con este tema se mostró muy crítica la portavoz de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, quien acusó a Aguirre de ocultar la «transmisión comunitaria» durante «tres semanas», cuando, por otro lado, «se estaba vendiendo las bondades de una Andalucía segura» durante el verano. «Está ampliamente superado por la gestión de esta pandemia», remarcó Nieto, lamentando igualmente que no ha habido anticipación en las residencias de ancianos, a pesar de las muertes que se produjeron en la primera etapa de la pandemia. Por su parte, el portavoz del PSOE-A, Carmelo Gómez, recordó que su grupo «ya alertó de la grave situación de Málaga y Almería».

Aguirre, durante su comparecencia, anunció que la próxima semana empezarán a aplicarse los nuevos test rápidos, cuyos resultados se obtienen en 15 minutos, lo que «ayudará a descongestionar la atención primaria». En cuanto a su previsión de vacunación antes de que acabe el año, garantizó que «no haremos de conejillo de indias» y que las vacunas serán «seguras».