El Gobierno asigna a Andalucía 294 millones procedentes del Fondo de Financiación

Bendodo se opone a la subida de impuestos que baraja el Ejecutivo de Sánchez, ya que Andalucía ha demostrado que bajando tributos «se recauda más»

El Ministerio de Hacienda, a través de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (Cdgae), ha asignado a las autonomías un total de 1.563,14 millones de euros con cargo al Fondo de Financiación a las Comunidades Autónomas, con el objetivo de satisfacer las necesidades derivadas de su déficit para 2020. Andalucía, con 294,69 millones, será la segunda región que más recibirá, sólo por detrás de Cataluña.

Para realizar este reparto el Ejecutivo toma como referencia una tasa del 0,2% de déficit, aunque el Gobierno también cubrirá cualquier desviación que supere este umbral. Esta financiación se produce por la necesidad de las comunidades autónomas de cubrir su déficit del 0,2% que estaba previsto en la senda de estabilidad anterior a la pandemia del coronavirus y que algunas comunidades han incluido en sus presupuestos regionales.

Aunque el Ejecutivo ha suspendido las reglas fiscales, es necesario cubrir el déficit que han incluido las regiones en sus cuentas. De todos modos, si se produjera una desviación de esa tasa de referencia, el Gobierno cubriría el desfase mediante «Extra FLA» o «Extra Facilidad Financiera».

En concreto, en este acuerdo se destinan 1.000,6 millones de euros al compartimento Facilidad Financiera (FF) y el restante, 557,54 millones de euros, al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Lo habitual es que esta asignación se produzca de manera trimestral, pero en esta ocasión el reparto del tramo III del Fondo de Financiación, correspondiente al déficit, no se había distribuido en ningún trimestre de este año. Así, este es un acuerdo adicional a los repartos habituales que se hacen cada trimestre. Para ello, se aplicará la tasa de referencia del déficit del 0,2% que fue comunicada la pasada semana por el Ministerio de Hacienda en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Así, las comunidades autónomas que están adheridas al Fondo de Financiación y que más dinero recibirán serán Cataluña (420,08 millones), Andalucía (294,69 millones), Comunidad Valenciana (204,87 millones) y Galicia (115,10 millones).

De otro lado, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, consideró que «no es una buena idea subir impuestos, ni directos ni indirectos», porque retrae el consumo de las familias, lo que limita la recaudación. Bendodo mostró su rechazo a la subida de determinados impuestos al ser preguntado por la intención del Gobierno central de aumentar la recaudación tributaria gracias a la puesta en marcha de nuevos impuestos, entre ellos a las bebidas azucaradas y los envases de plástico.

Bendodo subrayó que en el «ADN de los dos partidos» que conforman el Gobierno andaluz, PP y Ciudadanos, está la bajada de impuestos, y aseguró que el Ejecutivo «ha demostrado que bajando impuestos se recauda más».

Argumentó que, al bajar los tributos, «dejas el dinero en el bolsillo de la gente» y de esta forma «se gasta más y se recauda más», lo que permite aumentar la inversión en sanidad, educación y políticas sociales. A este respecto, destacó que 2019 fue un «gran año» para Andalucía, liderando exportaciones, creación de empleo, número de autónomos y empresas, y también se llevó a cabo una bajada de impuestos y la recaudación aumentó en 440 millones.

Por ello, consideró que «no es una buena idea subir impuestos, ni directos ni indirectos, porque al final retrae la invitación a gastar, a consumir por parte de las familias», lo que «limitará» la recaudación.

Preguntado de dónde obtendría los fondos para afrontar la situación actual, Bendodo respondió que en el nuevo Presupuesto, que rondará los 40.000 millones de euros, Andalucía se va a endeudar hasta un 2,2 por ciento, cifra con la que va a «compensar ampliamente» la caída de los ingresos. De momento, la Junta elabora las cuentas para el próximo año y confía en reunir el máximo apoyo posible.