Los sindicatos «rechazan» un borrador para sustituir la Orden que «vulnera» derechos de los sanitarios andaluces, pero no se levantan de la mesa negociadora

Volverán a reunirse mañana con representantes de Salud para intentar “acercamientos”

Imagen de una protesta para exigir la derogación de la Orden de SaludCCOO CCOO

La relación entre la Consejería de Salud y Familias del Gobierno autonómico y los sindicatos se resquebrajó tras publicarse hace unos días en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) una Orden que, según las organizaciones sindicales, «vulneraba» un rosario de derechos laborales de alrededor de los 120.000 trabajadores que soportan el sistema sanitario público de la comunidad. La norma provocó el rechazo en bloque de CC OO, CSIF, UGT, Satse y SMA, sindicatos mayoritarios en la Mesa Sectorial, y el consejero de Salud, Jesús Aguirre, les aseguró, en una reunión telemática el pasado lunes, que se redactaría una nueva Orden de «consenso» para sustituir a la primera que sembró la discordia.

Hoy ha vuelto a producirse un encuentro de la mencionada Mesa, con el desfilar virtual de casi los mismos personajes, en el que se ha tratado otra vez «el asunto de la Orden» y se ha «rechazado» un «borrador», un «primer documento», según han apuntado a LA RAZÓN fuentes sindicales de la negociación. Con todo, el diálogo no se ha roto y lo retomarán mañana con un objetivo: «Seguir intentando acercamientos» y ver si logran «llegar a buen puerto» las conversaciones, han resumido las distintas fuentes consultadas. «Puede terminar bien o muy mal», ha señalado una de ellas, para insistir en que la principal línea roja para los sindicatos es «la pérdida» considerable de «derechos» laborales.

De momento, CC OO, CSIF, UGT, Satse y SMA no se han planteado suspender el calendario de movilizaciones que han programado como reacción al movimiento «sorpresivo» del Ejecutivo regional y que se prolongará, de acuerdo a lo expuesto desde esas cinco entidades, hasta que la Consejería de Salud derogue la normativa que «quebranta gravemente» sus derechos. Han aludido, entre otras cuestiones, a la «suspensión» de vacaciones, permisos, licencias, reducciones de jornada por motivos de conciliación u otros, exenciones de guardias por edad; o a la «modificación discrecional» de los descansos mínimos, diarios y semanales, por parte de las direcciones gerencias. De hecho, los sindicatos han destacado el «seguimiento mayoritario» que las protestas, organizadas a las puertas de centros hospitalarios y de atención primaria de las ocho provincias de la comunidad, están teniendo por parte de los profesionales sanitarios andaluces.