Andalucía resiste mejor la crisis que la media de comunidades autónomas

Las previsiones de crecimiento para el conjunto del año siguen sometidas a la incertidumbre que impone la evolución de la pandemia. Contenido patrocinado por Cajasur

Economía.- Coronavirus.- Las exportaciones bajan en marzo en Andalucía un 12,6% hasta los 2.625 millones
Las exportaciones agroalimentarias de Andalucía alcanzaron los 8.494 millones de euros en los primeros nueve meses de este año Junta de Andalucía

La comunidad andaluza ha sorteado durante el año 2020 nuevos obstáculos, propiciados por la irrupción de la Covid-19, en el ámbito de la economía, la sociedad y la salud. La economía de la región se ha desenvuelto en un contexto en el que la salud de la economía mundial ha experimentado una acusación del perfil de desaceleración, que ya se venía dando años atrás. En este contexto, el Banco de España ha constatado una “intensificación” de la senda de desaceleración económica en nuestro país iniciada en el tercer trimestre y una “pérdida de empuje de la recuperación”, con una moderación del PIB en el cuarto trimestre –debido al repunte de contagios y nuevas restricciones–, por lo que se prevé una evolución de la economía entre un crecimiento del 0,6 por ciento y una caída del tres por ciento, siendo el escenario central un retroceso del PIB del 0,8 por ciento.

En lo que se refiere a la comunidad, según los datos de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía, la economía andaluza decreció en el tercer trimestre de 2020 un 8,5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, creció un 14,5 por ciento respecto al trimestre anterior. El Producto Interior Bruto generado por la economía andaluza creció fruto del progresivo levantamiento de las restricciones que tuvo lugar a lo largo del tercer trimestre y después del fuerte descenso sufrido en el periodo anterior tras la irrupción de la Covid-19. Este crecimiento destaca en sectores como la hostelería, el ocio y las actividades culturales.

En cuanto a las exportaciones e importaciones, registraron descensos del 20,4% y del 16,5%, respectivamente, respecto al mismo trimestre del año anterior.

El empleo, medido en términos de puestos de trabajo totales, presentó un decrecimiento del 8,4%.

En el primer trimestre de 2020, el menos afectado por la crisis sanitaria, Andalucía decreció una décima más que la economía española, un -4,3 por ciento de Andalucía frente a un -4,2 por ciento de España, y en el segundo trimestre la comunidad cayó un -19,8 por ciento, frente al -21,5 por ciento del conjunto nacional, 1,7 puntos inferior.

A falta de conocer los resultados del último trimestre del año, muy condicionado por la evolución de la pandemia, la comunidad presenta hasta el momento una caída real del PIB que es 0,6 puntos inferior a la media nacional.

La previsión de crecimiento para 2021 del PIB Andalucía puede alcanzar una tasa del siete por ciento, según la Junta de Andalucía. Esta cifra daría lugar al ritmo más alto de crecimiento real del PIB andaluz en la serie histórica desde 1980. El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha aclarado al respecto que estas previsiones que maneja su departamento configuran el escenario macroeconómico del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para el próximo año y está en consonancia con las estimaciones realizadas por término medio por el conjunto de instituciones que realizan previsiones para Andalucía.

A su juicio, en el actual contexto de gran recesión a nivel mundial originado por la pandemia, “Andalucía está mostrando un mejor comportamiento relativo que el conjunto de las comunidades”.

Por otro lado, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha manifestado en más de una ocasión que Andalucía cuenta con la fortaleza y el potencial para tener, una vez superada la pandemia de la Covid-19, un exponente de crecimiento económico de los más grandes de España.

En esta misma línea, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, transmitió –en una visita a Málaga– la confianza de la Junta de Andalucía en que, con la vacuna del Covid-19 en funcionamiento, la comunidad autónoma retome la senda de crecimiento de 2019 y “liderará a España”. “Estamos convencidos de que la salida económica de la crisis en España comenzará por Andalucía”, aseguró.

Las exportaciones agroalimentarias de Andalucía alcanzaron los 8.494 millones de euros en los primeros nueve meses de este año, lo que supone su mejor registro histórico para el periodo enero-septiembre de un año desde que existen datos homologables (1995), a la vez que aporta 5.352 millones de euros de saldo positivo con el exterior a la economía regional.

Según datos de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, Andalucía es la comunidad líder en exportaciones de alimentos y bebidas de España, con el 22 por ciento del total nacional entre enero y septiembre (38.863 millones); por delante de Cataluña (21,6 por ciento) y a mucha distancia de la Comunidad Valenciana (12,3 por ciento).

Además, la comunidad sigue a la cabeza de España en atracción de la inversión extranjera. De hecho, aunque la inversión del Reino Unido en España cayó un 67,9 por ciento en el primer semestre del año por la pandemia de la Covid-19, Andalucía ha sido la tercera comunidad, por detrás de Madrid y Cataluña, que más se ha beneficiado, con 26,1 millones.

El pronóstico sobre la llegada de la vacuna a principios de año para inmunizar a la población de la Covid-19 mejoran las previsiones para el sector turístico andaluz, aunque la incertidumbre sobre el devenir de la pandemia condicionará los resultados de cara al próximo año. No obstante, los expertos coinciden en que, si todo marcha bien, la recuperación del sector podría empezar a notarse a partir de la primavera o el verano del año que viene. Eso sí, la recuperación a niveles de 2019 se espera a partir de dos años una vez que se haya descubierto la solución sanitaria. En este contexto, la Junta se muestra confiada en que la región pueda superar la cifra de los 20 millones de turistas a finales del próximo año.

Estos datos se producen en un año difícil en el que todos los sectores se han visto afectados por la crisis de la Covid-19.

La innovación, la tecnología y la vanguardia seguirán acompañando a Andalucía durante los próximos años a pesar de las dificultades por las que la comunidad –al igual que el resto del mundo– está pasando por la Covid-19. Las consecuencias económicas y sociales derivadas de la pandemia han frenado durante este año el buen ritmo de crecimiento que la región viene registrando desde hace años. Así las cosas, las previsiones de crecimiento de la economía andaluza para el conjunto del año siguen sometidas a la “incertidumbre” que impone la evolución de la pandemia del coronavirus y el comportamiento de este último trimestre, que determinará el resultado final de 2020.

Contenido patrocinado por Cajasur