La Diputación de Málaga contará en 2021 con su «mayor» Presupuesto

Las cuentas consolidadas de la institución se elevarán a 402 millones, 132 para inversiones

Presentación del Presupuesto de la Diputación de Málaga de 2021
Presentación del Presupuesto de la Diputación de Málaga de 2021Servicio Ilustrado (Automático) DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

El Presupuesto consolidado de la Diputación de Málaga para el ejercicio de 2021, incluyendo a Turismo y Planificación Costa del Sol y el Patronato provincial de Recaudación, será «el mayor de toda su historia» y se elevará en concreto a los 401.951.908,99 euros, frente a los 305.749.179,72 de este año, lo que supone un incremento del 36 por ciento con respecto a 2020. Además, de ese global, se destinarán 132 millones a inversiones. Las cuentas solo de la Diputación, sin incluir a los organismos anteriormente mencionados, ascenderá a 364.959.949,63 euros, un 43 por ciento más que en 2020, según anunció ayer el presidente de la institución, Francisco Salado, quien recalcó que se trata de unas cuentas elaboradas para hacer frente «a los desafíos que ha supuesto la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de la Covid-19».

«Es un Presupuesto muy expansivo e inversor, pero a la vez austero, pues se contienen los gastos superfluos e incluso reducimos lo destinado a personal», según mantuvo Salado, para añadir que son, asimismo, unas cuentas «profundamente» sociales, «de marcado carácter municipalista» y «tremendamente» inversoras». Es, agregó, un Presupuesto que «será un gran estímulo para la actividad económica de la provincia». Junto a los vicepresidentes de la institución supramunicipal, Juan Carlos Maldonado (Cs), Margarita del Cid y Natacha Rivas y del diputado de Economía, Hacienda y Administración Electrónica, Manuel López Mestanza, Salado desgranó el alza presupuestaria para 2021, marcada por «la dificultad del momento» y con la que se busca «dar respuesta a los grandes problemas que atraviesa la sociedad malagueña, sus familias, los colectivos vulnerables, las empresas y autónomos, los trabajadores y también los ayuntamientos de los 103 municipios». Para conseguir esos incrementos «sin parangón», el presidente de la Diputación informó de que en las cuentas del próximo año se han incluido créditos bancarios por valor de 100 millones de euros para una serie de programas, una cantidad que se irá solicitando «según vayan llegando los proyectos».

Es la primera vez en una década que el órgano provincial pide préstamos bancarios, pero la situación «excepcional», apuntó, lo requiere. En ese sentido, Salado recordó que accedieron al Gobierno de la institución en 2011 con una deuda financiera de más de 232 millones, pero en julio de 2018 esa deuda quedó a cero.