Ustea denuncia que se han “recortado 4.000 plazas públicas y decenas de clases” y la Junta replica que este curso hay 138 aulas más

El sindicato afirma que la eliminación afecta a las ocho provincias y la consejería defiende que hay unas 4.000 unidades de funcionamiento, gracias a más de “7.000 profesores de refuerzo”

Imagen del interior de un aula vacía
Imagen del interior de un aula vacía AYUNTAMIENTO DE DAIMIEL

El sindicato Ustea ha denunciado hoy que la oferta de plazas de la Consejería de Educación para el próximo curso supondrá la eliminación de un importante número de clases de la red de centros públicos, un “recorte” que afectará a “pueblos de las ocho provincias y a todas las capitales”.

Según la organización sindical, “el periodo de matriculación ha comenzado con una oferta de 1.441.000 plazas, es decir, con un descenso superior a 4.000 plazas respecto al curso anterior, cuando la cifra fue de 1.445.148″. Esto se traduce en “un importante recorte de aulas públicas andaluzas, que pasarán a engrosar la preocupante lista de más de 2.000 unidades públicas suprimidas en los últimos años, supresiones que, por el contrario, no se producen en la escuela privada subvencionada con fondos públicos (concertada)”.

El sindicato sostiene que la oferta de plazas públicas de la consejería se ha hecho “a la baja” y “sobre una previsión de 25 alumnos por aula”, lo que sería “muy por debajo de la demanda real, conforme a los datos municipales de empadronamiento que manejan los equipos directivos de los colegios y manteniendo las clases en la ratio máxima permitida por la normativa; manteniendo, además, en muchas ocasiones, una planificación por encima de esta ratio, incurriendo, un curso más, en una ilegalidad que afecta negativamente al derecho a una educación pública de calidad para todos”.

“Las familias que estos días realizan la solicitud de plaza para sus hijos e hijas se encuentran frecuentemente con que el colegio público de su elección cuenta con una sola clase, es decir, 25 plazas, en lugar de las dos clases que se ajustarían a la población del entorno”, añade Ustea en una nota de prensa, en la que se añade que, “ante el temor de no conseguir entrar, se ven forzadas a optar por una segunda o tercera opción para no “arriesgar”. De esta manera, a juicio de la entidad sindical, “el recorte de plazas ejerce un efecto disuasorio sobre las familias”.

Conforme a los datos recabados por USTEA, “la oferta de plazas provocará eliminación de clases y masificación de aulas en las ocho provincias andaluzas”. Sería el caso de todas las capitales así como pueblos y ciudades como Mairena del Aljarafe, Dos Hermanas, Marchena, Écija, Lucena, Priego de Córdoba, Alhaurín de la Torre en Málaga, Jerez de la Frontera o Puerto Real, entre otros muchos. Todo ello, a la luz de la información que maneja el sindicato por “las denuncias de equipos directivos y AMPA”, ya que “se nos niega sistemáticamente por parte de la Administración educativa”, según afirman en la nota.

De otro lado, desde Educación recuerdan que en este curso 20-21 “el sistema educativo público dispone de 138 unidades (aulas) más que en el anterior, tras la apertura de 673 aulas, porque si bien la demanda baja en Infantil y Primaria, sube en el resto de enseñanzas”. En Secundaria y Bachillerato “el aumento de unidades respecto al curso anterior es de 292″, en Educación Especial “hay 144 unidades más”, mientras que en Formación Profesional “el aumento de unidades (aulas) es de 237″, según detallan.

Desde Educación anotan además que “la planificación de la oferta de plazas para el curso 21-22 está en una fase inicial, con el punto de partida de los datos del censo. Una vez termine el proceso de escolarización, el 31 de marzo, y se conozcan las solicitudes de escolarización que han recibido los centros educativos se sumarán las unidades que sean necesarias, como ocurre en cada curso escolar”.

De los 1.742.267 alumnos matriculados en plazas sostenidas con fondos públicos este curso, “un 80,6% están en centros públicos y un 19,4% en centros concertados, manteniendo el equilibrio entre ambas redes”. El Gobierno andaluz apunta que desde hace dos años, “la educación pública cuenta con los mayores presupuestos de la historia de Andalucía, alcanzando este año los 7.400 millones de euros, y la mayor plantilla docente, con 109.000 maestros y profesores”. Asimismo, por primera vez, “la inversión en Educación alcanza el 5% del PIB y la inversión por alumno supera los 4.200 euros”.

Cabe aclarar también, indica la consejería, que “el decreto de escolarización regula los criterios y el procedimiento de admisión del alumnado en los centros docentes públicos y concertados, y nada tiene que ver con la planificación de la oferta de plazas en el sistema”. Defiende que “las familias se han beneficiado con el decreto de escolarización en aspectos como el reagrupamiento de 785 hermanos y hermanas en los centros, favoreciendo así la conciliación, y que el 98% de las familias lograra plaza en alguno de los centros escogidos”.

Educación ha ofertado, en definitiva, “para el próximo curso 2021-22 un total de 1.441.007 públicas y concertadas para Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato” y “para el alumnado de 3 años, que se incorpora por primera vez al sistema educativo, se ofertan 90.450 plazas de nuevo ingreso, de las que el 80,6% corresponden a centros públicos y el 19,3% a la concertada, manteniendo el equilibrio de los últimos años”.

Desde la consejería garantizan que “hay más aulas y muchas más unidades de funcionamiento, unas 4.000, gracias a los desdobles que permiten lo más de 7.000 profesores de refuerzo en este curso” y sostienen, en relación a las elecciones de centro por “temor” a no entrar, que “todos los alumnos y alumnas tienen garantizada una plaza en centros públicos”.