El final de las contrataciones de verano eleva el desempleo en 41.100 personas en Andalucía

Fue la comunidad autónoma donde más subió el paro en el tercer trimestre

El paro subió con intensidad en el sector servicios durante el tercer trimestre del año
El paro subió con intensidad en el sector servicios durante el tercer trimestre del año FOTO: María José López / Europa Press Europa Press

El final de las contrataciones de verano y de varias campañas agrícolas elevaron el desempleo en 41.000 personas durante el tercer trimestre en Andalucía, un 4,74% más que el trimestre anterior. Es el principal dato regional que se extrae de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente a los meses de julio, agosto y septiembre, situándose la cifra total de parados en 909.300 personas. Andalucía fue la comunidad autónoma donde más subió el paro, seguida de Murcia, con 13.800 desempleados más, y Canarias, con 4.000.

La tasa de paro andaluza es del 22,41%, 7,84 puntos superior a la nacional (14,57%). Sin embargo, en términos interanuales, el paro bajó en la región en 23.000 personas respecto al tercer trimestre de 2020, lo que supone una bajada del 2,47%, mientras que el número de ocupados subió en 162.300 personas (5,44%) de julio a septiembre de este año respecto al mismo periodo de 2020.

Ante estos datos, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, aseguró que la EPA del tercer trimestre «tradicionalmente suele ser siempre mala» para Andalucía porque «venimos de la estacionalidad del sector servicios, especialmente el turismo». «Alargamos la temporada hasta octubre, finales de septiembre y, como consecuencia de ya llegar noviembre, se empiezan a producir rescisiones de contratos que hacen que sea mala la EPA».

Por su parte, CC OO instó al Gobierno andaluz a poner en marcha un plan de empleo que «incida en la creación de empleo de calidad», un extremo que comparte UGT, que aseguró que «apostamos por ello o no seremos capaces de consolidara la recuperación». CSIF lamentó el «estancamiento» del mercado laboral andaluz y la CEA reclamó seguridad jurídica y «prudencia» en las medidas laborales y fiscales «para no obstaculizar la recuperación».

De otro lado, según Unicaja, el Producto Interior Bruto de Andalucía (PIB) se incrementará un 6,0% en 2022 y el empleo también crecerá ese año un 1,8%, con lo que la tasa de paro se situaría en el 21,2%. La economía andaluz, por tanto, crecerá un 6,2%.