Rogelio Velasco: «En tres años no ha habido ningún caso de corrupción»

El consejero andaluz de Transformación Económica retrasa la recuperación al primer semestre de 2023 y advierte de que «una economía no crece de manera robusta solo con los autónomos»

El consejero andaluz Rogelio Velasco, en su despacho de la Isla de la Cartuja
El consejero andaluz Rogelio Velasco, en su despacho de la Isla de la Cartuja FOTO: Kiko Hurtado

Hace tres años que Rogelio Velasco pausó su carrera en el sector privado para incorporarse al Gobierno andaluz a propuesta de Cs. Sus competencias van desde la economía a las Universidades y la industria, tres pilares fundamentales para la recuperación de la comunidad.

Se está hablando de la subida de la luz, pero ha subido todo: el petróleo, la cesta de la compra muchísimo y la inflación va hacia arriba porque los sueldos no están subiendo.

Ahora mismo con la inflación como la tenemos, por encima del 5%, y los salarios creciendo al 2%, los salarios tienen menos capacidad de compra. Lógicamente, así la economía crece menos. El sector industrial en general ha sido mejor que la media, pero pesa solo el 10%, no tiene un efecto de arrastre como el sector servicios. Al final, el año es positivo, estamos recuperando el tiempo perdido del 2020, donde el PIB se redujo un 10%. Esperábamos que la recuperación completa fuera en 2022, pero con los datos que manejamos ahora no va a ser fácil.

¿Nos iríamos a 2023 o más allá?

No, más allá no, pero puede ser el primer o segundo trimestre de 2023. Tanta volatilidad en la economía y con los países adoptando medidas restrictivas, eso va a tener un impacto negativo otra vez.

¿Se ha hablado en el Consejo de Gobierno sobre si pueden volver las restricciones de cara a la Semana Santa?

Las previsiones sanitarias no son a tan largo plazo. En Navidades hay un riesgo altísimo de contagio generalizado. Esto va a tener un efecto negativo y en enero vaya usted a saber si no hay medidas en cuanto a movilidad. Sería duro que otra vez volviéramos a tener medidas restrictivas porque así no vamos a salir nunca de esto.

Hablaba antes de la industria: al final se ha cerrado una planta de Airbus en la Bahía de Cádiz. Siempre acaba pagando Andalucía las reducciones, Cádiz especialmente. ¿Se ha hecho todo lo posible para que no ocurriera?

Uno de los problemas que tenemos en la economía andaluza, que explica en parte el desempleo estructural que no baja del 20%, es que no nos queremos mover del barrio en el que vivimos. Si vivimos en Heliópolis (Sevilla) y hay una oferta de trabajo en Málaga, no quiere irse nadie.

Si se cierra una empresa en Cádiz y los trabajadores se van a Getafe, Andalucía se queda con servicios, agricultura y poco más. También pueden venir los de Getafe a Cádiz.

Es cierto. Por supuesto nos preocupa muchísimo el mantenimiento del peso del sector industrial en el PIB andaluz. Los sectores mineros están fuertes; el problema está en la Bahía de Cádiz. Estamos ayudando todo lo que podemos para el mantenimiento del tejido industrial, hay fondos Feder y fondos propios. Dicho esto, si no hay tradición industrial es muy difícil atraer empresas.

¿De qué manera va a afectar el último decreto de simplificación de la Junta?

El decreto va a atraer a empresas a Andalucía porque la carga burocrática va a quedar reducida a una tercera parte.

¿Por qué no se ha hecho antes?

Yo provengo del mundo académico y el tema de la regulación de la actividad económica tuve muy claro, como catedrático de Economía que soy, que es fundamental para el mejor funcionamiento de la economía. Todo eso va a quedar muy reducido y va a suponer que las empresas incurran en menores costes de producción. Eso es tiempo y dinero.

Ya salió el resultado de la auditoría sobre el sector público instrumental. ¿Cómo casa eso con crear un ente nuevo como Andalucía Trade?

Andalucía Trade lo que hace es fusionar cuatro agencias que existían.

Eso puede parecer una trampantojo.

Se hará un estudio de puestos de trabajo, qué tareas están repetidas y por tanto los empleados repetidos, y vamos a hacer programas de capacitación para asignar a esos trabajadores a otras áreas. No se va a echar a gente.

¿Se ha demonizado al sector público instrumental?

Creo que se ha exagerado, hay buenos profesionales en las agencias y gente muy competente. Lo que ocurre es que con el Gobierno anterior se cometieron barbaridades, descontrol del dinero absoluto, tanto en la Consejería de Empleo como en la parte industrial de Idea y Soprea. Eso sigue ahí arrojando una sombra. Pero creemos que una de las virtudes de la creación de esta Agencia Trade es que el nombre de Idea va a desaparecer. Llevamos tres años en el Gobierno y no ha habido ningún caso de corrupción, ningún disparate que hayamos cometido. Eso la gente lo percibe, la gente no es tonta. La Junta de Andalucía no aparece ya en la prensa por nuevos escándalos. Soy optimista en el sentido de que se va a lavar la imagen de estas agencias.

Me llamó la atención de las auditorías que se encargaran al sector privado y que sugirieran privatizar algunas entidades, como Veiasa, encargada de las ITV, y Cetursa, la gestora de Sierra Nevada. ¿Se le pidió por parte de la Junta esa valoración?

No, no. De ninguna manera se les dieron orientaciones de nada, absolutamente, pero sí es cierto que dentro del espíritu liberal económico que reina hoy en la Junta de Andalucía pensamos que las empresas públicas no se pueden dedicar a prestar determinados servicios. La Junta no tiene que estar inspeccionando coches, esa no es la tarea de un Gobierno moderno occidental, eso es el sector privado quien tiene que hacerlo. Hay que externalizarlo, a través de un concurso público. Como ese hay otros muchos ejemplos.

¿Qué otras se privatizarían?

Sobre la mesa no hay en este momento ningún plan para privatizar empresas, eso sí se se lo digo claramente. La idea la tenemos, tenemos que ver cuándo podemos hacerlo, pero de momento que estén tranquilos los trabajadores que no va a pasar nada.

La previsión en Andalucía es crear entre 110.000 y 125.000 empleos el próximo año.

Si no se desploma demasiado la actividad económica es posible conseguirlo. Esa previsión está hecha para un crecimiento este año de entre el 6 y el 7% y para el año que viene entre el 5 y el 6%. Si se cumplen esas tasas de crecimiento se va a generar ese empleo; si no, hay que revisarlo.

¿Qué le pasa a Andalucía para tener un desempleo estructural de prácticamente el 20%?

Esto son problemas que tienen unas raíces muy profundas en el pasado. Creemos que la economía andaluza ha mejorado su capacidad para generar empleo y en todo caso es superior a la que tiene la economía española: estamos creando más empleo, hay más autónomos, más empresas inscritas en la Seguridad Social y todo eso son síntomas de que la actividad económica está yendo bien.

Hay trabajadores que han sido despedidos y se han hecho autónomos para intentar buscarse la vida, pero no tienen un trabajo que les permita vivir.

En el corto plazo es fantástico que suba el número de autónomos porque si la opción es estar en el paro, el autónomo es una bendición. Ahora bien, en el largo plazo, una economía no crece de manera robusta y dinámica solo con los autónomos, necesita empresas.

Las Universidades son también de su competencia: están pendientes el nuevo modelo de financiación y la reordenación de las titulaciones.

Respecto a la financiación con orgullo decimos el dinero que hemos gastado en los tres años que llevamos: ha crecido casi un 12%. Y además le hemos pagado una deuda que tenía la Junta de casi 200 millones; les hemos permitido que en dos años gasten 165 millones en infraestructuras; mantenemos las matrículas más bajas de España y seguimos bonificando los créditos aprobados en primera matrícula al 99%. La labor desde el punto de vista financiero es apabullante.

Pero no están contentos los rectores y rectoras.

Nunca están contentos, aquellos que reciben dinero del sector público siempre quieren más. Las universidades hoy operativamente funcionan perfectamente.

¿Hacia dónde va el mapa de titulaciones? ¿Una Universidad en cada provincia es el modelo adecuado?

Es un tema delicado. No van a desaparecer facultades, pero sí van a fusionarse para ahorrar. ¿Sabe cuántas facultades de Derecho hay en Andalucía? Hay 14 porque hay universidades que tienen dos o tres campus. Los rectores están con una actitud muy colaboradora porque son conscientes de que a esto hay que ponerle orden. Debemos tender, pero esto lleva años, a que las universidades tengan una cierta especialización.

¿Para cuándo quieren tenerlo acabado?

El primer trimestre del próximo año es una fecha de referencia.

Para ir terminando, le quiero preguntar por su partido. ¿Votó en las primarias de Cs?

Yo es que no soy miembro de Cs.

¿No le han dado ganas de afiliarse?

Tengo que decirle que estoy profundamente agradecido con Cs por el trato que me dispensa. No me han pedido nunca nada y eso no es normal. No hay ningún partido político en España que lo haga.

¿Cómo ha visto el proceso?

Por los tiempos que corren creo que era necesario que hubiera unas primarias en Andalucía.