Moreno no se fía del pacto que ofrece el PSOE-A para aprobar el decreto de simplificación

Vox asegura que no apoyará más iniciativas del Gobierno andaluz tras el rechazo a la ley de concordia e insiste con las elecciones en Andalucía

El presidente de la Junta, Juanma Moreno. Joaquín Corchero / Europa Press
El presidente de la Junta, Juanma Moreno. Joaquín Corchero / Europa Press FOTO: Joaquin Corchero Europa Press

Moreno cierra la puerta a la «gran coalición» que trató de buscar para sacar adelante los Presupuestos. Tras las idas y venidas en la negociación de las cuentas, que acabó sin acuerdo y con la necesidad de prorrogar el Presupuesto, la Junta rechaza la propuesta lanzada por la portavoz socialista Ángeles Férriz de negociar la simplificación administrativa que afecta a 80 leyes y fulmina 300 procedimientos burocráticos. La jornada previa, con los apoyos de la oposición, salvo Vox, salieron adelante la agencia Trade –en la que se aúnan cuatro entes– y la ley de entidades autónomas locales. Moreno maneja el as en la manga, en su propósito de acabar la legislatura, de que sus adversarios, salvo Vox de nuevo, son los menos interesados, demoscópicamente, en un adelanto electoral.

El portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto (i), el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y la secretaria general del PP-A, Loles López. EFE/José Manuel Vidal.
El portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto (i), el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y la secretaria general del PP-A, Loles López. EFE/José Manuel Vidal. FOTO: Jose Manuel Vidal. EFE

La oposición recibió este jueves el texto de la simplificación, con dos centenares de páginas, para analizar y decidir el voto. El portavoz popular José Antonio Nieto se quejó del «trote cochinero» de los grupos ajenos al Ejecutivo para estudiar la norma. El Gobierno andaluz no quiere retrasar más su tramitación y desconfía de un posible recurso ante el Constitucional, como pasó con el primer decreto de reducción administrativa, en este caso recurrido por medio centenar de senadores socialistas. Férriz se quejó de que «no quieren que Espadas y el PSOE sean útiles pero vamos a seguir». Moreno insistió en que perdieron con los Presupuestos la oportunidad «de demostrar que es un partido nuevo» y censuró que «su único propósito es desgastar».

El portavoz parlamentario de Vox, Manuel Gavira. EFE/José Manuel Vidal.
El portavoz parlamentario de Vox, Manuel Gavira. EFE/José Manuel Vidal. FOTO: Jose Manuel Vidal. EFE

Vox arrancó las preguntas al presidente señalando que han sido «generosos y pacientes» y acusando a Moreno de «traicionar los pactos» con «iniciativas en contra de los acuerdos y las promesas de 2018». El portavoz de Vox, Manuel Gavira, aludió al rechazo de la ley de concordia que presentó su grupo, para la que PP y Cs se abstuvieron, señalando que «en el tiempo que quede de legislatura, la oferta se terminó». Vox aseguró que no apoyará más iniciativas del Gobierno andaluz, lo que pone en peligro el decreto de simplificación. «Queremos la derogación de todas las leyes de la mal memoria» y el «cierre de chiringuitos», dijo en alusión a Trade. «Han pactado con los que arruinaron Andalucía y los sindicatos a los que subvencionan y privilegian», censuró. «La pinza se la pueden poner en la nariz para no oler con quién pactan el cambio en Andalucía», añadió Gavira. Moreno le recordó que no presentaron enmiendas a Trade, por lo que no pudieron negociar y, sobre la de concordia, que no le gustan «las leyes de parte». «Queremos recuperar el espíritu de la Transición, no queremos enfrentamiento», dijo. En la Cámara, el mayor momento de concordia fue cuando al consejero Imbroda se le saltaron las lágrimas cuando el socialista Juan Pablo Durán le dio ánimos contra el cáncer. Gavira replicó a Moreno: «Usted sueña en socialista. Del socialismo se sale, pero con usted en Andalucía no vamos a salir de él. Si no es capaz, dele la palabra a todos los andaluces». Moreno censuró que «lo único que quiere Vox» son elecciones. «Este Gobierno quiere avanzar. Pueden ser un partido pequeño o útil», señaló el presidente andaluz.

La portavoz parlamentaria de PSOE-A, Ángeles Ferriz. EFE/José Manuel Vidal.
La portavoz parlamentaria de PSOE-A, Ángeles Ferriz. EFE/José Manuel Vidal. FOTO: Jose Manuel Vidal. EFE

Por Unidas Podemos, Inmaculada Nieto criticó la visita del consejero Jesús Aguirre a una clínica privada al tiempo que hay protestas por falta de medios públicos. Moreno consideró «incoherente su crítica cuando ha dicho que no a 1.100 millones para Sanidad» en el Presupuesto. Moreno alegó de nuevo la falta de un fondo Covid del Estado para los 8.000 contratos que no se renovaron. También apeló a «la herencia de la izquierda» con sólo 170 escuelas infantiles públicas de 2.000 y 14 residencias de mayores de 442. «Una cosa es predicar y otra dar trigo», dijo Moreno. Entretanto, en las Cinco Llagas, de cara a las elecciones, «más ruido que nueces».

La portavoz parlamentaria de IU, Inmaculada Nieto. EFE/José Manuel Vidal.
La portavoz parlamentaria de IU, Inmaculada Nieto. EFE/José Manuel Vidal. FOTO: Jose Manuel Vidal. EFE