Actualidad

Cristina Contel: “Esperamos contribuir con un aumento de donaciones y trasplantes del 10%”

Entrevista a la Presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada Española

Entrevista a la Presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada Española

Publicidad

¿Cuál es el objetivo de esta jornada de alta complejidad médica en la Sanidad privada?

-Se trata de poner en valor a la Sanidad privada como un actor más absolutamente preparado para llevar a cabo procedimientos de alta complejidad médica, con la cualificación profesional, equipamiento y acreditación necesarios que eso supone. Queremos reflejar que nuestro sector está debidamente acreditado para hacer este tipo de procedimientos, tanto a nivel profesional como de equipamiento.

-¿Cuáles son, exactamente, estos procesos? ¿Qué los determina?

-Con alta complejidad médica nos referimos a intervenciones que nos permiten tratar casos extremos y a técnicas o tecnologías que no están implantadas a nivel nacional y sólo podemos encontrar en centros específicos. En esta jornada hemos podido comprobar cómo la Clínica Universidad de Navarra va a poner en marcha una Unidad de Protonterapia, o que la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza ya se posiciona a la cabeza en cirugía endoscópica biportal de columna. Eso es lo que entendemos por procesos complejos.

Publicidad

-¿Qué nivel tiene la Sanidad privada en este sentido?

-El último informe de «Bloomberg» dice que tenemos la sanidad más eficiente de Europa y la tercera del mundo. Y el prestigio de nuestros profesionales médicos también está convirtiendo a España en un referente internacional en tratamientos de alta complejidad médica, tanto en la pública como en la privada. De hecho, cabe destacar que la sanidad privada ha realizado un esfuerzo titánico en los últimos años en lo que se refiere a inversión tecnológica, modernización e implantación de nuevas técnicas. Por tanto, tenemos que terminar con el estigma de que sólo hay que recurrir a la privada para procesos menores. Estamos más que preparados y debidamente acreditados, por lo que esa afirmación se ha convertido en un falso argumento para los que atacan al sector. Es importante recalcar que la Sanidad privada ya no está sólo para consultas menores, también tiene capacidad para grandes cirugías y operaciones.

Publicidad

-Recientemente, la Comisión Permanente de Trasplantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha aprobado el convenio suscrito entre la Organización Naciona de Trasplantes y ASPE que refrenda la integración de actividad de la sanidad privada en la red de donación de órganos y tejidos. ¿Qué significa?

-España es líder en donaciones y trasplantes desde hace 27 años con más de 5.300 trasplantes en 2018. Sin embargo, la lista de espera no disminuye y cada año fallece un 7-8% de pacientes esperando un órgano vital, de manera que no es cuestión de pública o privada, sino de seguir desarrollando iniciativas y estrategias que permitan incrementar la disponibilidad de órganos y tejidos para uso clínico. Sin embargo, la firma de este convenio corrobora que la Sanidad privada está preparada para poner a disposición de la ONT los recursos asistenciales y sus extraordinarios profesionales apostando siempre por la formación.

-¿Qué impacto tendrá esta medida?

-Con esta iniciativa de colaboración público-privada pretendemos respetar el derecho de una persona a ser donante en el momento de su fallecimiento, al tiempo que se aumentan las opciones de trasplante de los pacientes en necesidad de órganos y tejidos humanos en nuestro país. De esta manera, desde la privada esperamos contribuir con un incremento de un 5-10% de la actividad de donación y trasplante de órganos, lo que equivaldría a 110-120 donantes y entre 240 y 480 trasplantes de órganos más al año.

-¿Qué otros objetivos se plantean a corto plazo?

-Una de nuestras principales preocupaciones gira en torno a la escasez de profesionales. Actualmente en España hay un número insuficiente de profesionales del sector en todos los centros, con independencia de su naturaleza pública o privada. Sin duda, se trata de un problema que se agravará en los próximos años si no se toman las medidas necesarias, como el aumento de plazas MIR y si no se cuenta con la sanidad privada a la hora de abarcar las necesidades de aquellas especialidades en las que hay dificultad de contratación, como pueden ser la Pediatría o la Medicina familiar y comunitaria. Desde ASPE estamos trabajando en este tema con el Ministerio de Sanidad, con la Comisión de Sanidad de la CEOE y con los agentes sociales para acordar soluciones que permitan incrementar el número de especialistas sin coste para la Administración, y con un ajuste a las necesidades de las diferentes especialidades.

Publicidad

-Ahora que volvemos a estar en periodo pre electoral, ¿qué les pediría a los políticos para la Sanidad privada?

-Lo primero y más importante es que la Sanidad no sea usada como arma política ni como moneda de cambio. Desde la patronal apostamos por una política que realice los cambios estructurales que necesita nuestro sistema sanitario para adaptarse a la actual realidad sociodemográfica. Por tanto, les pediría que sean gobernantes de lo público y lo privado, que utilicen todos los recursos y que tomen medidas a largo plazo, basadas en datos objetivos y en las necesidades de los pacientes sin miedo a reconocer los beneficios que aporta la colaboración con la sanidad privada. Esa es la única manera de mantener un sistema sanitario justo, estable y sostenible en el tiempo.