Actualidad

Investigadores del CEU utilizan la robótica para mejorar la vida de los niños con parálisis cerebral

Gracias a un exoesqueleto externo pasivo colocado en la parte superior que apoyará el recorrido articular del niño soportando el peso

Gracias a un exoesqueleto externo pasivo colocado en la parte superior que apoyará el recorrido articular del niño soportando el peso

Publicidad

Un grupo de investigadores de la Universidad CEU San Pablo, dirigidos por el profesor de Ingeniería Biomédica Rafael Raya, está inmersos en un proyecto que pretende hacer que la vida y la terapia de los niños con parálisis cerebral resulten más llevaderas y divertidas. Para conseguirlo, están desarrollando un “exoesqueleto pasivo” que permitirá solucionar las dificultades a las que tiene que enfrentarse los niños a la hora de manipular cualquier objeto de la vida cotidiana.

Este exoesqueleto se coloca en la parte superior del cuerpo y su misión es la de apoyar el recorrido articular del niño soportando el peso. El principal objetivo es realizar terapias, a través de juegos, que mejoren las actividades de la vida cotidiana.

Publicidad

Gracias a unos sensores colocados en el exoesqueleto, todos los ejercicios de rehabilitación quedarán registrados por lo que será mucho más sencillo evaluar el progreso. Otro beneficio es que el niño tendrá una realimentación visual de sus acciones, lo que tiene una repercusión positiva en el tratamiento.

Publicidad

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha otorgado una nueva concesión a los profesores de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad CEU San Pablo implicados en este proyecto con el fin de contribuir y facilitar su labor investigadora.