El síndrome del «corazón roto» está en el cerebro

Por primera vez un estudio demuestra que determinadas alteraciones en el Sistema Nervioso Central están involucradas en el desarrollo de esta afección cardiaca que se caracteriza por un repentino debilitamiento temporal en los músculos del corazón

  • El estrés emocional y físico se encuentra fuertemente ligado a esta enfermedad
    El estrés emocional y físico se encuentra fuertemente ligado a esta enfermedad

Tiempo de lectura 4 min.

05 de marzo de 2019. 16:51h

Comentada
R.S.  4/3/2019

Mente y el corazón están más unidos de lo que pensamos. Investigadores del Hospital Universitario de Zúrich han demostrado por primera vez que el cerebro está involucrado en el desarrollo de una afección cardiaca llamada síndrome de Takotsubo (TTS, por sus siglas en inglés), conocido también como el síndrome del «corazón roto». Descubrieron que las regiones del cerebro responsables de procesar las emociones y que controlar el funcionamiento inconsciente de determinadas funciones del cuerpo, como los latidos del corazón, la respiración o la digestión, no se comunican entre sí en quienes padecen la enfermedad como en la personas sanas.

Aunque los científicos sostiene que en esta etapa aún no pueden demostrar que las funciones del cerebro reducidas sean la causa del TTS, pero sus hallazgos, publicados hoy en «European Heart Journal», sí sugieren que estas alteraciones en el Sistema Nervioso Central puedan ser parte del mecanismo involucrado y estar relacionados con la aparición de TTS como respuesta a factores estresantes o emocionales.

El síndrome del «corazón roto» se caracteriza por un repentino debilitamiento temporal en los músculos del corazón que hacen que el ventrículo izquierdo se hinche en la parte inferior mientras el cuello permanece estrecho creando una forma que se asemeja a una trampa japonesa para pulpos de la que obtiene su nombre. Esta condición fue descrita por primera vez en 1990 y la evidencia científica sugiere que se desencadena por episodios de angustia emocional grave como dolor, ira o miedo, o por el contrario, reacciones a eventos felices y alegres. Las personas afectadas por este síndrome desarrollan dolores en el pecho y falta de respiración que les pueden llevar a sufrir un ataque al corazón e incluso la muerte. El TTS es más común en mujeres y sólo un 10% de los casos ocurre en hombres.

La dolencia hacen que el ventrículo izquierdo tome una forma que se asemeja a una trampa japonesa para pulpos de la que obtiene su nombre
- La dolencia hacen que el ventrículo izquierdo tome una forma que se asemeja a una trampa japonesa para pulpos de la que obtiene su nombre

Como explica el profesor, Christian Templin, investigador principal del estudio y cardiólogo en el Hospital Universitario de Zúrich, «nos interesaron cuatro regiones específicas del cerebro que están separadas entre sí conectadas funcionalmente, lo que significa que comparten información. Y vimos que en los pacientes con TTS había disminuido la comunicación entre regiones del cerebro asociadas con los procesos emocionales y el sistema nervioso autónomo que controla el funcionamiento inconsciente del cuerpo en comparación con la gente sana».

Las regiones en las que los investigadores se fijaron fueron amigdala, hipocampo y giro cingular. Desde ahí se controlan la emoción, la motivación, el aprendizaje y la memoria.

«Por primera vez hemos identificado una correlación entre las alteraciones de la actividad funcional de regiones específicas del cerebro con el TTS, los cuales apoyan fuertemente la idea de que el cerebro está relacionado en el mecanismo subyacente de TTS. El estrés emocional y físico se encuentra fuertemente ligado a esta enfermedad», concluye el experto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs