• 1

Por la defensa de un modelo farmacéutico que mira al futuro

«Nos sentimos orgullosos de haber sido un agente activo en la configuración de este contexto»

«Históricamente, la farmacia española ha mantenido un firme y sólido compromiso con la sostenibilidad»

  • Foto: Dreamstime
    Foto: Dreamstime

Tiempo de lectura 4 min.

06 de junio de 2018. 19:35h

Comentada
Eduardo Pastor / Presidente del Grupo Cofares.  16/6/2018

ETIQUETAS

España cuenta a día de hoy con un sector farmacéutico de referencia a nivel mundial que, unido a una sólida red hospitalaria y de centros ambulatorios y de especialidades, así como a una distribución farmacéutica eficiente y competitiva, configuran un sistema sanitario de indiscutible liderazgo a nivel global, ocupando la octava posición en el ranking mundial de los sistemas sanitarios. Indudablemente, el actual modelo de farmacia es un eslabón central de esta cadena. Por eso desde Cofares queremos desear que el suplmento A TU SALUD, apuesta firme de LA RAZÓN, siga muchísimos más años con nosotros, ayudándonos a entender la importancia de cuidarnos. Nuestro modelo farmacéutico es un referente. Y a ello contribuyen una serie de aspectos clave como la alta profesionalización y la gran capilaridad del sistema que le permite adaptarse a la demanda y suministrar medicamentos de forma inmediata, garantizando, en todo momento, unos niveles de equidad y de accesibilidad excelentes.

Desde el Grupo Cofares, nos sentimos especialmente orgullosos de haber sido un agente activo en la configuración de este contexto como líderes en el mercado de la distribución farmacéutica en nuestro país. Hemos sido capaces de construir una red logística preparada para cubrir prácticamente la totalidad de la geografía nacional, especialmente en las zonas rurales, y así no hemos convertido en la primera y única distribuidora a nivel nacional con presencia física en todas las comunidades autónomas.

Y es que garantizar la equidad en el acceso de los pacientes a la innovación farmacéutica pasa precisamente por defender el modelo actual de farmacia que hace que en España probablemente tengamos la mejor cadena de suministro de medicamentos del mundo, pudiendo disponer de un fármaco en menos de tres horas.

La madurez del sector no debe impedir que, sin embargo, hagamos frente a los retos que ya nos plantea el presente y que serán ineludibles en el futuro.

De la inteligencia con la que abordemos todos estos desafíos dependerá en buena medida no sólo nuestra evolución como sector estratégico, sino también como agentes contribuyentes a la sostenibilidad del sistema sanitario. Históricamente la farmacia española ha mantenido un firme y sólido compromiso con la sostenibilidad y con la salud de los pacientes, con el desarrollo de la capacidad de adaptarse a los nuevos entornos.

La situación que ya se perfila apunta al envejecimiento progresivo y a la prolongación de la esperanza de vida, a enfermedades cronificadas, y a situaciones de dependencia y/o fragilidad, retos a los que desde el sector debemos dar respuesta con una apuesta clara por avanzar hacia una oficina de farmacia cada vez más asistencial. Nuestro espíritu cooperativista nos obliga, por lo tanto, a atender este nuevo contexto sociosanitario, y por ello, trabajamos intensamente para proporcionar unas nuevas herramientas para que nuestros socios puedan tener la capacidad de ofrecer nuevos servicios a sus clientes. La implantación de estas nuevas prestaciones es y será especialmente relevante en las zonas rurales, donde en ocasiones la farmacia constituey el único punto de encuentro del ciudadano con el espacio sociosanitario.

No puedo obviar las inmensas posibilidades que ofrece la completa digitalización de la distribución, un objetivo en el que he comprometido todo mi esfuerzo como presidente.

La nueva Ley de Protección de Datos, los nuevos sistemas de serialización de fármacos que permitirán blindar la trazabilidad de los medicamentos e incrementar las garantías antifraude, los programas de gestión para maximizar la eficiencia de la farmacia y mejorar su rentabilidad y, por supuesto, el «e-commerce», una oportunidad de crecimiento que no podemos perder, más cuando

se cierne sobre nosotros la

sombra de gigantes de la distribución que carecen de nuestras mayores fortalezas: la experiencia y el compromiso social.

Últimas noticias