• 1

De charco en charco

Espacio dedicado al mundo de los más pequeños de la casa. Moda, decoración, ocio, planes divertidos, cultura... todas esas facetas con las que nos encontramos a diario cuando somos padres. Su reto es simplemente echar una mano, inspirar, dar ideas, algún que otro consejo... porque con niños vamos saltando de un charco a otro.

  • Image

Los beneficios de tocar un instrumento en los niños

true

Sobre el autor

Tania Villate Consonni

Siempre me ha gustado escribir, comunicar... compartir. Abogada y Agente de Propiedad Industrial de formación y profesión hasta que me convertí en madre de familia numerosa, lápiz y papel siempre me han acompañado. Desde entonces mi atención se ha centrado en el mundo de los niños. Me preocupa la seguridad de los niños y me apasiona la moda, la decoración, descubrir formas formas en las que disfrutar del ocio en familia... es un universo mágico que nunca deja de sorprenderme.

ETIQUETAS

Ahora los colegios no sólo fomentan la práctica de deportes para influir en el desarrollo físico e incluso mental de los niños. Se está haciendo un gran hincapié en la música desde muy temprana edad. En algunos colegios incluso empiezan a tomar clases extraescolares de lenguaje musical o música y movimiento desde los tres años, y a los cuatro ya pueden elegir instrumento para tocar. Normalmente se centran en tres opciones: violín, violonchelo, flauta o piano.

El piano o la flauta parecen mucho más agradecidos desde el principio, porque por sencillas que sean las piezas que toque el niño, suena bastante bien, decente. El violín y el violonchelo y ya son una historia aparte: como instrumentos de cuerda a tocar con arco las posibilidades de que suene a gato magullado son bastante considerables, lo cual puede provocar su temprana desmotivación.

El caso es que el hecho de que se le de tanta importancia a la música nos hace plantearnos qué beneficios tiene en el desarrollo del niño. Parece obvio que el desarrollo de la psicomotricidad fina de los niños se ve mejorada a través de su habilidad en los dedos. Pero más importante aún es la influencia que la música y el hecho de tocar un instrumento tiene en el cerebro.

Estudios reflejan la mejora en los niños de su lenguaje verbal, de la memoria, la conducta, la capacidad de atención o la inteligencia espacial. Incluso se destaca la mejora en el estado de ánimo del niño cuando lleva un tiempo practicando un instrumento. Mejora significativamente además la capacidad de organización y planificación del niño, la adquisición de un método y su concentración, lo cual mejora sus resultados y por ende su autoestima. Si además se toca en instrumento en grupo, conjunto u orquesta el resultado es que se mejora la capacidad de trabajo en equipo y la empatía.

Eso sí, los estudios parecen ponerse de acuerdo en que es importante que el niño quiera realizar actividad esta esté motivado. Si no le gusta, es difícil que adquiera estas habilidades y no se desmotive.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias