Salud y bienestar

Espacio divulgativo de salud en el que te ofrecemos información sobre prevención y hábitos saludables. Conoce a través de diferentes especialistas la sintomatología de diferentes patologías, las novedades en diagnóstico y los tratamientos más innovadores.

  • Image

Deportes de invierno: disfruta de la nieve sin riesgo para tu salud

true

Sobre el autor

Quirónsalud

Puedes encontrarme en @quironsalud

Las fiestas navideñas ya han quedado atrás, pero el invierno sigue. Y un clásico de esta época del año son los deportes de invierno, que en España podemos practicar de norte a sur gracias a nuestra particular orografía. Desde Sierra Nevada a los Pirineos en toda su extensión, pasando por las pistas del Sistema Ibérico o Central, en estos próximos meses miles de personas llenarán de color las montañas nevadas y las estaciones de toda la Península, con el fin de retomar su pasión por el esquí o el snowboard o bien en busca de una primera y satisfactoria experiencia con ellos.

El aire fresco que se respira a esas alturas es más que recomendable para cualquier pulmón, sea urbanita o rural, más joven o de más edad. Pero cuidado que los deportes invernales son actividades de alta exigencia, por lo que “es recomendable seguir unas determinadas pautas antes y durante su práctica para evitar riesgos innecesarios cuyas consecuencias pueden ser graves”, según el Dr. Daniel Cansino Muñoz-Repiso, especialista en Traumatología del deporte de los hospitales Quirónsalud Sagrado Corazón e Infanta Luisa, ambos de Sevilla.

Lo primero antes de comenzar, sobre todo si es la primera vez que vamos a practicarlos, es realizar un entrenamiento físico previo de tipo aeróbico o cardiorrespiratorio. Eso nos preparará para afrontar el esfuerzo físico al que debemos someternos. En estos deportes se da la circunstancia de que si no tenemos experiencia y una técnica depurada, trataremos de suplirlo con un sobreesfuerzo físico que puede ser agotador y llevarnos a cometer errores que nos pueden provocar lesiones graves.

La edad por sí misma no es un impedimento y se pueden practicar desde los 4 años en adelante, sin límites por arriba. “Si nuestras condiciones de salud nos lo permiten, podremos practicarlo durante mucho tiempo”, señala el Dr. Cansino. Naturalmente, a medida que cumplimos años las condiciones físicas se merman, pero esto se puede compensar con una buena técnica.

No obstante, si tenemos alguna enfermedad de base es fundamental consultar con nuestro médico para ver si existe alguna contraindicación para la práctica de este tipo de deportes. Del mismo modo, si es la primera vez que lo hacemos, aunque tengamos buena salud general sería conveniente realizarnos un chequeo para confirmar nuestra capacitación para la práctica deportiva y no correr ningún riesgo.

Lesiones más frecuentes

Son bastante habituales las lesiones en los ligamentos y meniscales de rodilla como consecuencia de las caídas y del giro que se produce en esta articulación con el pie fijo por la bota y el esquí o la tabla. También son frecuentes las fracturas de tibia y de muñeca.

“Debemos recordar que este deporte se practica en altura, un medio en el que la presión parcial de oxígeno es menor y, por tanto, disminuye la oxigenación de la sangre, pudiendo provocar una descompensación en pacientes con algunas cardiopatías como la insuficiencia cardiaca, algunas arritmias o en aquellas personas con algún tipo de enfermedad pulmonar de base que provoque una insuficiencia respiratoria”, explica este experto.

Pero no todo son riesgos. Además de los beneficios para nuestros pulmones, el Dr. Cansino recuerda que el hecho de que sean ejercicios aeróbicos mejora nuestras condiciones físicas, la capacidad cardiopulmonar y la producción de glóbulos rojos, es decir, las células sanguíneas que reparten el oxígeno a los tejidos de nuestro organismo. Tanto es así que muchos deportistas de otras disciplinas realizan temporadas de entrenamiento en altura para mejorar su rendimiento cardiopulmonar. Así que ya sabéis, no dejéis de enfundaros los esquíes por temor a lesionaros, pero id preparados físicamente para que el día de nieve acabe al calor de la chimenea, y no del hospital.

Últimas noticias