Sacyl refuerza con dos nuevos medicamentos la lucha contra el tabaquismo

En Castilla y León hay más de 525.500 fumadores de 15 o más años, lo que supone una cuarta parte de la población

Varias personas fumando en la calle
Varias personas fumando en la calleCastilla y León

La Gerencia Regional de Salud ha aprobado incluir en el Plan Integral de Atención a Personas Fumadoras el tratamiento con dos medicamentos indicados para la deshabituación tabáquica, tal como ha establecido el Ministerio de Salud, Consumo y Bienestar.

A partir de enero de 2020, SACYL financiará la prescripción de bupropión (Zyntabac®) y vareniclina (Champix®) siempre que se cumplan los siguientes criterios: los pacientes deben estar incluidos en un programa de apoyo (individual y/o grupal) de deshabituación tabáquica que esté implementado en SACYL; han de tener motivación expresa de dejar de fumar (que se pueda constatar con un intento de dejar el tabaco en el último año) y alto nivel de consumo (pacientes que fumen 10 cigarrillos o más al día) y dependencia (puntuación igual o superior a 7 en el test de Fagerström).

La intervención con fármacos no se propone al paciente desde el primer momento en que acude a la consulta y es incluido en el Proceso Asistencial, es preciso realizar algunas intervenciones motivacionales y de consejo y un seguimiento de la respuesta al tratamiento, por lo que se plantean varias consultas en el centro de salud. La prescripción y la dispensación en las oficinas de farmacia se realizarán mediante el sistema de receta electrónica y la financiación incluye un intento anual por paciente con un tratamiento durante 12 semanas en el caso de vareniclina, o durante 9 semanas con bupropion.

La aplicación de estos criterios se realizará mediante una validación del cumplimiento de los mismos, según las variables y datos recogidos en la historia clínica del paciente (a través de la guía asistencial) en el momento de la prescripción en el sistema de receta electrónica.

Asimismo, la financiación está sujeta a la aportación del paciente, según su código de aportación (TSI). El tratamiento con vareniclina (12 semanas) tiene un coste total de 287 € y el de bupropion (9 semanas) de 62 €.

Por otro lado, cabe destacar que los suplementos de nicotina son medicamentos publicitarios por lo que se mantienen sin financiación pública y no necesitan la prescripción de un médico. En este caso, el paciente deberá abonar en la farmacia el PVP total de este tipo de productos.