El defensor del pueblo actúa de oficio ante la situación en las residencias de mayores

La institución que preside Tomás Quintana advierte también a los ayuntamientos de la necesidad de gestionar bien los residuos para evitar la contaminación por coronavirus

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana
El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana

Desde el pasado 16 de marzo la actividad del Procurador del Común se viene desarrollando mediante teletrabajo, pero pese a esta circunstancia sigue Tomás Quintana, el defensor del pueblo de esta Comunidad, sigue al pie del cañón con su equipo con la tramitación y resolución de quejas ciudadanas que les siguen llegando, que están siendo numerosas especialmente ahora por la situación derivada de la irrupción del coronavirus en nuestras vidas. En este sentido, destacan las relacionadas con la prevención de riesgos laborales, el servicio público de sanidad y los servicios sociales, así como, en los primeros días sobre todo, hasta el cierre total de los centros docentes, también las relativas al servicio público de educación, según informan fuentes del Procurador del Común.

Si bien, más allá de la recepción de las quejas presentadas por parte de los ciudadanos o de algunos representantes de intereses sectoriales o corporativos, la Defensoría ha promovido diferentes actuaciones de oficio tratando de buscar soluciones a algunos problemas derivados de la pandemia que padecemos. Así, entre otras iniciativas, en los últimos días ha actuado para llamar la atención de las administraciones correspondientes sobre la necesidad de que los trabajadores de las residencias de mayores o de personas con algún tipo de discapacidad cuenten con las medios de protección adecuados para prevenir el contagio.

Igualmente, la institución que preside Tomás Quintana ha advertido a los ayuntamientos, en cuyos términos municipales radiquen residencias, de la necesidad de gestionar adecuadamente los residuos para evitar la contaminación por coronavirus e incluso ha hecho hincapié en la oportunidad de aprovechar el tejido industrial de la Comunidad para producir a la máxima urgencia los bienes necesarios para atender las necesidades de los hospitales y, en general, de la población.

De la misma forma, el Procurador del Común ha pedido a las Universidades que estén coordinadas debidamente para que aporten el talento y los medios de que disponen los equipos de investigación con la misma finalidad, y se ha ocupado también de los menores de familias en las que los progenitores se encuentran afectados por el covid-19 y, por ello, han de guardar cuarentena.

Y pese a las previsiones de la norma que declara el estado de alarma, ha reclamado que no se paralice la tramitación de los procedimientos de reconocimiento de la renta garantizada de ciudadanía.