El Arzobispado de Valladolid aconseja aplazar las comuniones hasta septiembre

Aunque si los criterios de desescalada lo permiten, podrían celebrarse en julio y agosto en el caso de parroquias con un número de fieles reducido

Niños en el día de su Primera Comunión
Niños en el día de su Primera ComuniónLa RazónLa Razón

El estado de alarma en el que se encuentra España y la progresiva desescalada que se está preparando en dos fases según ha anunciado este viernes el Gobierno central, que prevé volver a la normalidad a final de año, está provocando cambios en todos los ámbitos de la vida. También en el religioso, con una Semana Santa virtual y sin procesiones ni gente en las calles como la que se acaba de celebrar, iglesias cerradas al culto, misas online sin fiels, bautizos pospuestos, catequesis suspendidas y ahora, también, comuniones que se aplazan a verano o casi otoño si las circunstancias lo permiten.

El Arzobispado de Valladolid ha comunicado hoy su apuesta por que estas celebraciones se desarrollen en septiembre y, en el caso de parroquias con un número reducido de fieles, si los criterios del desconfinamiento lo permiten y el Gobierno de España da su visto bueno igualmente, en julio y agosto.

Así se pone de manifiesto en un documento o carta que han firmado este viernes el cardenal arzobispo de Valaldolid, Ricardo Blázquez, y el obispo auxiliar, Luis Argüello, en la que dejan claro, ademásm que tanto los párrocos, como los catequistas y las propias familias cristianas dispuestas a celebrar la comunión de sus hijos han de prever un tiempo mínimo de preparación inmediata a esta celebración, de carácter comunitario e interpersonal, no solo a distancia sino presencial, para poder hacer un repaso de lo nuclear de esta etapa de catequesis y preparar debidamente tanto la celebración penitencial como la eucaristía de la Primera Comunión.

De la misma forma, en este comunicado los prelados de la Archidiócesis vallisoletana recuerdan también el dolor por la pérdida de seres queridos que la enfermedad está provocando en la sociedad así como los problemas económicos que ya se están empezando a producir entre los ciudadanos, con miles de expedientes de regulación de empleo temporal y negocios cerrados que provocan cero ingresos en las casas, por lo que invitan a las familias a celebrar la Primera Comunión de sus hijos cuando se pueda de una manera austera y sencilla, así como a rezar por los difuntos y participar en la comunión de bienes con los mas necesitados.