UGT y CCOO reclaman un “gran pacto de la Comunidad” para la reconstrucción económica y social

Exigen una reunión urgente con Fernández Mañueco y la Junta les responde que ya están convocados para el próximo lunes

Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Vicente Andrés, durante la rueda de prensa
Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Vicente Andrés, durante la rueda de prensaLa Razón

UGT y CCOO de Castilla y León, a través de sus secretarios autonómicos, Faustino Temprano y Vicente Andrés, han reclamado un “gran pacto de Comunidad” entre la Junta, los grupos parlamentarios y los principales agentes económicos y sociales con el fin de ayudar a la reconstrucción económica y social de la Autonomía tras la pandemia.

Ambos sindicatos han suscrito una declaración conjunta con motivo de la celebración del Día de la Comunida, donde apuestan por la defensa de lo público y por la cohesión económica y territorial tras la crisis. En este sentido, advirtieron de que se necesitarán fondos e inversión, por lo que plantearon un pacto fiscal “coyuntural” para lograr ingresos que permitan esa reconstrucción y que “nadie se quede atrás”.

Temprano ha expuesto que “nadie debe quedarse atrás en este proceso” y que el reto es lograr una transición a modelos productivos “diferentes, innovadores y pujantes para el porvenir” ha insistido en que hay que seguir apostando por lo público, por la sanidad, la educación y los servicios sociales, junto a la economía verde y circular, la industria 4.0 y el sector agrario y ganadero.

Por su parte, el líder de CCOO en la Comunidad ha recordado que “existe un descuadre en las cuentas” en un contexto en el que ya han cerrado 3.000 empresas y 32.000, la mitad del total, están paradas temporalmente. Andrés ha manifestado que el panorama económico es “muy difícil” y “todos debemos arrimar el hombro de forma progresiva y plantear un pacto autonómico que suponga mayores ingresos de forma excepcional, no estructural”·

Vicente Andrés ha vaticinado que tras vencer a la pandemia “habrá un cambio en las formas de vivir, en el modelo productivo y las relaciones laborales, y abogó por actuar en tres grandes bloques, lo público, con la sanidad y el sistema de dependencia como prioritarios, y la reconstrucción económica y social. En este sentido, ha apelado a corregir el déficit de 1.000 millones de la sanidad pública, que se ha demostrado más necesaria que nunca; y lograr un acuerdo sobre el sistema que ampara a los 100.000 dependientes de la Comunidad, porque “no se ha demostrado útil en momentos de dificultad” y requiere de una actuación “urgente” en defensa de los mayores, que han “recibido un duro golpe” durante la pandemia.

Así, ha exigido una “nueva política, no para lo viejos tiempos, sino par los nuevos tiempos que se avecinan” y sentenció que “los moldes aplicados en épocas de crisis anteriores están oxidados y no servirán para solucionar los problemas de nuestra autonomía”.

Temprano ha incidido en que “esperemos que la Junta recoja el guante que le lanzamos y sea un gran pacto de la autonomía, porque necesitamos más que nunca la unidad y la solidaridad entre todos”, dijo, para recordar que en el marco del Diálogo Social han sido capaces de acordar en tiempos de crisis y de bonanza”.

Retrasos en el Diálogo Social

Por otra parte tanto Vicente Andrés y Faustino Temprano han anunciado que han remitido un escrito al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para pedir un encuentro ante los retrasos en la puesta en marcha de los acuerdos laborales del 25 de marzo del Diálogo Social ante la crisis del coronavirus.

Ambos han manifestado que “la gente está cabreada” porque el decreto se publicó el pasado sábado y todavía no se han publicado las bases ni las convocatorias, de los complementos salariales de los ertes. Asimismo, constató que en el decreto desapareció “todo lo firmado con Familia” y expuso la “preocupación y malestar sindical” ante medidas como la reducción de jornada o las excedencias. “Siempre dependen de la misma consejería, la de Familia”, criticó.

Horas después llegaba un comunicado de la Junta donde ha recordado a los sindicatos que el lunes están ya convocados a una reunión con el presidente Alfonso Fernández Mañueco, dentro de la ronda de contactos que viene manteniendo con representantes de los agentes sociales y económicos durante el estado de alarma.

En la misiva se informa que a primera hora de hoy, el Gabinete del presidente de la Junta de Castilla y León ha procedido a citar a ambas organizaciones a este encuentro telemático, en el que también participarán los consejeros de Empleo e Industria, Germán Barrios, y de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

“Ante las críticas de los sindicatos, la Junta recuerda que el pasado jueves 16 de abril el Consejo de Gobierno aprobó un decreto-ley de medidas urgentes y extraordinarias para la protección de las personas y las empresas de Castilla y León frente al impacto económico y social del COVID-19, que aglutina la mayoría de las ayudas y apoyos pactados en el marco del Consejo del Diálogo Social el pasado 25 de marzo, y que tendrá que ser convalidado por las Cortes el próximo viernes”, se indica.

Desde la Junta se manifiesta que desde la firma del acuerdo hasta hoy se han producido diversas reuniones por videoconferencia entre el titular de Empleo e Industria y los responsables de Cecale, CCOO y UGT, para avanzar en las distintas convocatorias de ayudas y que los criterios recogidos en las mismas se están viendo muy condicionados por la prolija normativa que está dictando el Gobierno central.

El comunicado finaliza señalando que “el compromiso de la Junta de Castilla y León es agilizar al máximo posible todas las convocatorias de ayudas, tal y como se les ha transmitido a los integrantes del Diálogo Social en los encuentros mantenidos. De hecho, su instrumentación a través de un decreto-ley obedece no sólo a la naturaleza extraordinaria y de urgente necesidad de las medidas en él contenidas, sino a la voluntad del Gobierno autonómico de ponerlas a disposición del tejido productivo social a la mayor brevedad. Así, esta fórmula legislativa permite agilizar la asignación de subvenciones mediante concesión directa y simplificar la tramitación necesaria para ampliar los créditos presupuestarios que prestan cobertura”.