La animación y los videojuegos, un filón por explotar en Castilla y León

La pandemia marca también el desarrollo del “3D Wire de Segovia”, que celebrará una edición que combinará actividades en vivo y online del 28 de septiembre al 4 octubre

Atraer creadores e industrias culturales que, además, puedan teletrabajar en entornos “magníficos”, con especial hincapié en el medio rural es uno de los desafíos en los que trabaja el Gobierno autonómico de cara al futuro a medio plazo. Y la animación y los videojuegos, un sector al alza que cuenta con cada vez más demanda en los mercados, es un nicho aún por explotar en toda su dimensión en esta Comunidad como fuente de riqueza, empleo y generación de actividad.

Así lo cree y así lo ha contaba este miércoles el viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, al presentar una edición más, la número doce ya, del prestigioso y esperado festival de animación, videojuegos y ‘new media’ 3D Wire de Segovia, que se celebrará entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre con la pandemia también como protagonista, tanto por las medidas de seguridad establecidas como por las actividades que se llevarán a cabo, que combinarán la presencial y la digital.

Y es que en la última década, este sector no ha parado de crecer en toda España, donde existen en estos momentos más de 1.500 compañías que dan trabajo directo a más de 15.000 personas, a lo que habría que sumar lo que genera a su alrededor a través de las empresas de aplicaciones, jugueteros o merchandising. Además, De hecho, durante el confinamiento, el sector ha aumentado la facturación por su capacidad para el teletrabajo, según apuntaba José Luis Farias, director del festival segoviano.

Bajo el nombre “3D Wire”, este certamen aúna dos partes: el Weird Market, en la que se desarrollarán diversos encuentros entre profesionales del sector audiovisual, y un festival de cortometrajes. Debido a la actual situación sociosanitaria, la cita este año combinará las proyecciones presenciales de cortometrajes, en las que habrá aforo limitado, y versiones virtuales de las habituales actividades para profesionales de la industria, como jornadas de entrevistas de empleo para nuevos talentos o ‘recruitment’.

En su exposición, Fernández ha reivindicaba la importancia de continuar con la programación cultural y recordaba en este sentido que hasta el momento no se ha declarado ni un sólo brote de coronavirus en la Comunidad que haya tenido como origen un evento de estas características.

La programación online contará con doce conferencias y 59 presentaciones de proyectos abiertas a todos los públicos a través de streaming y también se ha organizado una jornada formativa para alumnos del Campus de María Zambrano de la Universidad de Valladolid sobre las salidas profesionales de la animación y los videojuegos.

También se presentarán 203 proyectos de animación, proyectos transmedia, webseries, cómics y juegos de mesa, de entre los cuales 59, de quince países, serán presentados por sus autores.Por otro lado, en la parte del festival de cortometrajes, se proyectarán 43 cortometrajes de 24 países de América, Asia, Europa y Oceanía entre los días 28 y 4 de octubre y en La Cárcel Espacio de Creación y, como novedad este año, algunas de ellas también serán exhibidas en un autocine al aire libre.

La sección competitiva del festival cuenta con un jurado compuesto por la productora francesa Edwina Liard, la franco-colombiana Melissa Vega, la brasileña Paula Taborda dos Guaranys y el español Jorge Sanz, los cuales participan del evento gracias a la colaboración de Acción Cultural Española.

Segovia, territorio innovador

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, reafirmaba con su presencia la apuesta de la ciudad "por ayudar al talento local y el capital humano de Segovia y su entorno” y destacaba que el Weird Market, antes conocido como 3D Wire, es un "referente nacional” capaz de posicionar a Segovia como “territorio innovador”.

Finalmente, el director del festival, destacaba por su parte la necesidad de poder realizar festivales como este en momentos como el actual, con tanta incertidumbre laboral, económico y social, ya que considera que el 3D Wire de Segovia “servirá de catalizador de nuevos talentos para que los jóvenes no tengan que autoexiliarse” a Madrid para convertir su pasión en trabajo", como le paso a él según desvelaba.

"La crisis sanitaria ha demostrado que estos profesionales, industrias y empresas no se han quedado rezagado sino todo lo contrario por su versatilidad para trabajar a distancia”, apuntaba Farias, quien llamaba a apostar por este gremio "que se presenta en un mundo sin límites y trabajando desde donde se quiera”. “Castilla y León y Segovia -insistía- podría ser el nuevo hogar para las industrias culturales”.