Igea avisa de que hay capitales de Castilla y León con cifras preocupantes de Covid-19

“Cerramos una semana difícil en la que también hay aspectos positivos. Nuestros colegios apenas tienen 1% de las aulas confinadas” asegura el vicepresidente

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, asdguró de que el ritmo de crecimiento de los contagios de Covid-19 se ha detenido en el conjunto de la Comunidad, a la vez que avisó de que hay capitales con cifras preocupantes.

“Cerramos una semana difícil en la que también hay aspectos positivos. Nuestros colegios apenas tienen 1 por ciento de las aulas confinadas”, señaló el también portavoz de la Junta en su perfil de la red social Twitter.

“El ritmo de crecimiento se ha detenido en el conjunto de la Comunidad aunque hay capitales con cifras preocupantes. Seguimos”, subrayó Igea.

La presión de las UCI por Covid-19 regresa a tiempos de la desescalada

Por otra parte, según informa la Agencia Ical, la presión de los hospitales sigue creciendo en Castilla y León y las cifras de ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UC)I por coronavirus comienzan a preocupar, porque los contagios de hoy, que siguen aumentado, son el reflejo de cómo se encontrarán las unidades de críticos en dos o tres semanas.

El 12 de mayo, con el arranque de la desescalada en la Comunidad, cuando la disponibilidad de camas UCI se convirtió en requisito inamovible para cambiar de fase, los ingresos en las unidades de críticos por coronavirus sumaban 115, la misma cifra que el sábado, mientras que el domingo son 113.

De estos últimos datos facilitados por la Junta se desprende una ocupación media del 35,2 por ciento, ayer estaba al 36, gracias a que dos pacientes han pasado a planta y se ha habilitado una nueva cama UCI en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

No obstante, la cifra está por encima del 35 por ciento marcado por el Ministerio de Sanidad como uno de los tres criterios para que una ciudad de más de 100.000 habitantes entre en confinamiento. Los otros dos, la positividad superior al 10 por ciento y una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. A ello se une, que Castilla y León ocupa ya el cuarto puesto en ingresos UCI en los últimos siete días, con 24 pacientes, según el último informe del Ministerio de Sanidad.

Pese a que todavía hay margen para que los hospitales continúen con su actividad quirúrgica no-COVID, y existe la posibilidad de comenzar a extender camas, la presión de las UCI está al 69 por ciento en Castilla y León, cuando hace 15 días estaba al 54,6 por ciento.

Los porcentajes de ocupación en estos momentos se encuentran en “números rojos” en el Hospital de Burgos, con un 92 por ciento, al contar con 34 camas ocupadas de sus 37, 18 de ellas por pacientes COVID-19. Por encima del 75 por ciento se encuentran los hospitales de Ávila, que está al 82 por ciento, al tener nueve camas ocupadas de once, seis por pacientes con coronavirus; el Hospital Río Hortega está al 82 por ciento, con 27 de 33, 15 por COVID; el de Palencia, al 79 por ciento, con 19 de 24, diez por COVID; y el Clínico de Valladolid, al 75 por ciento, con 36 camas ocupadas de 48, 26 por coronavirus.