Las empresas familiares de Castilla y León también dan la cara por el Rey y la Constitución

Reafirman su apoyo al orden constitucional y a la monarquía parlamentaria como garantes de la estabilidad institucional, los derechos cívicos de los españoles y la libertad económica

Los ataques que está sufriendo el Rey tras su exclusión de la entrega de despachos de los nuevos jueces en Barcelona la semana pasada «por razones de convivencia» ante la «inminencia de la sentencia y la cercanía del 1 de octubre» y no crispar el ambiente, en palabras del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y, por ende, la Monarquía Parlamentaria y la Constitución, desde la facción de Unidas Podemos en el Gobierno, desde donde han acusado a Felipe VI de maniobrar en contra del Gobierno, no han pasado desapercibidos entre los empresarios de esta Comunidad, y especialmente entre la Empresa Familiar de Castilla y León.

Una organización, que preside Rocío Hervella, CEO de la empresa palentina Prosol, que ha querido mostrar su disconformidad con todo lo que está ocurriendo en torno al jefe del Estado, y a través de un comunicado al que ha tenido acceso este periódico han reafirmado su apoyo y lealtad al Rey, a la Monarquía Parlamentaria y al orden constitucional, “como garantes de la estabilidad institucional, los derechos cívicos de los españoles y la libertad económica”.

"Las declaraciones en contra del Jefe del Estado representan un inaceptable intento de generar discordia y división entre los españoles y promover la inseguridad sobre nuestro sistema jurídico e institucional, cuya clave de bóveda es la Constitución, la cual fue un gran triunfo fruto del consenso de todos, con una visión país y no individual o partidista”, apuntan

Las empresas familiares asociadas a EFCL recuerdan que han sido “la Constitución de 1978 y el sistema de monarquía parlamentaria que consagra los elementos clave que han permitido a España conocer en estos últimos cuarenta años los mayores niveles de libertad, paz social, estabilidad y prosperidad de su historia”.

Y desean agradecer a la Corona su papel fundamental en apoyo de la actividad empresarial, de las empresas españolas y de las empresas familiares, como columna vertebral de cualquier país avanzado.

Asimismo, EFCL y sus empresas familiares asociadas hacen un llamamiento a la unidad y al entendimiento y “en especial de quienes desde sus altas responsabilidades están llamados al deber de ejemplaridad” para superar desafíos como la pandemia, la crisis social y económica y la restauración de la confianza en las instituciones.