La “locura” del leonesismo llega al Senado de la mano del nacionalismo valenciano

Compromís hace suyas las reivindicaciones de la asociación Conceyu País Llionés y pregunta al nuevo ministro Iceta qué va a hacer para crear una autonomía para León, Salamanca y Zamora

Cerca de 300 leoneses reclaman en la Plaza de San Marcelo el derecho de la autonomía de la Región Leonesa
Concentración leonesista en la plaza de San Marcelo en favor del derecho de autonomía de León. EUROPA PRESS. 27/12/2019 EUROPA PRESS.

España es un país singular y muy diverso en lo cultural. Una nación formada por diecisiete Comunidades y dos Ciudades Autónomas, como Ceuta y Melilla, cada una con sus peculiaridades e idiosincrasias, que están aprovechando algunos partidos políticos locales y regionales para hacer campaña y tener sus minutos de gloria con la independencia de sus territorios como protagonista.

El poder que tiene Cataluña y País Vasco en el Gobierno de este país gracias a las alianzas y pactos alcanzados por los nacionalistas, independentistas y filoetarras con el PSOE de Pedro Sánchez, con las que están consiguiendo grandes beneficios para sus territorios, son ejemplos a seguir por formaciones y colectivos de otras zonas de España.

Como es el caso de la provincia de León especialmente, donde el leonesismo cuenta con una formación como es la UPL que tiene a un procurador en las Cortes y decenas de concejales en pueblos de León, pero también de Salamanca y Zamora, así como con un colectivo ciudadano muy activo como la Asociación Conceyu País Llionés, que ha extendido su influencia a la Comunidad Valenciana, y que persiguen el sueño de una autonomía leonesa que englobe a las provincias leonesa, zamorana y salmantina.

Pero también el leonesismo tiene su alter ego, en este caso Coalición por el Bierzo (CB), que sí que defiende un autonomía leonesa pero en la que la comarca berciana tuviera capacidad de autogobierno. O lo que es lo mismo: independencia en la gestión y actuación también del Bierzo respecto de esa hipotética región leonesa, como así se aprobaba no hace mucho en el municipio de Torre del Bierzo de la mano de UPL y CB “porque es la alternativa que aportaría más riqueza y empleo a la comarca del Bierzo”, según apuntaban.

Y es que la “locura” del leonesismo no solo no para, sino que parece no tener fin e incluso ha llegado al Senado de la mano del nacionalismo valenciano que representa la formación política Compromís, con responsabilidad de Gobierno además en esa Comunidad.

Y es que un senador de este partido, Carles Mulet, ha hecho suyas las reivindicaciones de la Asociación Conceyu País Llionés, creada hace algo más de un año para promover la independencia de León de Castilla, y pregunta al nuevo ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, qué va a hacer para favorecer la creación de la Comunidad Autónoma de León para los territorios leoneses, zamoranos y salmantinos.

El senador de Compromís Carles Mulet, en una foto de archivo
El senador de Compromís Carles Mulet, en una foto de archivoArchivo

El parlamentario, a instancias de la asociación, pide al Gobierno de España que dentro de sus competencias haga cumplir el artículo 2 de la Constitución para permitir esa nueva región en España, que sería la número 18, y expone para ello la génesis del Reino de León, cuna del parlamentarismo europeo, hasta el proceso preautonómico de finales de los años setenta y principios de los ochenta del pasado siglo.

También se apoya en que que hasta el momento son ya 34 los ayuntamientos que han mostrado su apoyo a la autonomía en la Provincia de León, entre ellos la propia capital León, que serían 36 si se suman los dos municipios que aprobaron mociones en el municipio zamorano de Manganeses de la Polvorosa y en el salmantino de Serradilla del Arroyo.

Reino de León

Pero el disparate del leonesismo no acaba aquí, ya que el grupo municipal de la UPL en el Ayuntamiento de León ha pedido al alcalde, el socialista José Antonio Díez, que instale un rótulo “gigantesco” y “luminoso” en el Estadio de fútbol “Reino de León” de la ciudad para que pueda verse desde lejos ya gran distancia, sobre todo por los viajeros que llegan a León a través del AVE para promocionar sus anhelos y forma de vida, que no es otra cosa que defender la independencia de León de Castilla.