Coronavirus

Castilla y León ayuda a los padres a compaginar sus responsabilidades familiares y laborales

Más de 10.000 personas participan en el programa Concilia de la Junta mientras que el Bono Concilia recibe un “aluvión” de solicitudes, según la consejera Isabel Blanco

Los consejeros de Familia y de la Presidencia, Isabel Blanco y Ángel Ibáñez, visitan el CEIP "La Charca" en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro
Los consejeros de Familia y de la Presidencia, Isabel Blanco y Ángel Ibáñez, visitan el CEIP "La Charca" en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro FOTO: Ricardo Ordoñez Ical

Más de diez mil personas han participado este verano en el programa Concilia, puesto en marcha por la Junta de Castilla y León en 117 centros de la comunidad, de ellos 73 en municipios de menos de 3.000 habitantes, para permitir a padres y madres compaginar sus responsabilidades familiares y laborales. Supone más del doble que los contabilizados en 2020, cuando se apuntaron al programa 4.353 niños.

“La protección y el bienestar de las familias constituyen una prioridad para el presidente Mañueco y desde su Gobierno ponemos todo nuestro empeño en procurarles un mejor futuro, con más oportunidades”, destacaba este lunes la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, durante su visita junto al consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, al CEIP La Charca de la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, uno de los centros donde se ha impartido este programa.

Allí, Blanco destacaba la “buena acogida” que está teniendo en Castilla y León el Plan Familias y, en concreto, de sus dos recursos principales: el programa Conciliamos y el nuevo Bono Concilia, que acumula casi 12.000 solicitudes en un mes. Además, la consejera se comprometía a continuar impulsando las políticas de conciliación, con medidas que incidan en la corresponsabilidad de ambos progenitores en el cuidado y la atención de menores o personas dependientes y les permitan compaginar sus responsabilidades familiares con sus tareas profesionales.

El programa Conciliamos ofrece atención lúdica a niños de entre 3 y 12 años o hasta 14 se si trata de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo– en periodos vacacionales –Carnaval, Pascua, verano y Navidad– mientras sus progenitores trabajan. Este verano, el recurso se ha ampliado a todos los municipios de Castilla y León, con independencia de su población, siempre que contaran con al menos cinco menores inscritos, eliminando así el requisito de su prestación en localidades desde 3.000 vecinos.

En el cuidado de los pequeños han colaborado un total de 894 monitores, lo que supone un incremento de un 5,5 por ciento respecto a los contratados el año pasado.

La última innovación en la gestión de este recurso ha sido la puesta en marcha, este verano, de una edición especial de Conciliamos, en el colegio Cristóbal Colón, ubicado en el barrio de Pajarillos de Valladolid, adaptada para centros en los que predomina el alumnado en situación de vulnerabilidad socioeducativa y con necesidades especiales de inclusión social y laboral. Un total de 178 niños han participado en este proyecto, que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades prevé extender a la totalidad de los 30 ‘centros 2030’ – llamados así por estar incluidos en el Programa 2030 de mejora socioeducativa– que lo soliciten, con la intención de contribuir a la integración social de estos menores y sus familias.

En cuanto al Bono Concilia, una ayuda económica para facilitar la conciliación laboral y personal de los progenitores con hijos de 0 a 3 años de 750 euros por cada menor a su cargo, la consejera destacaba que ha recibido “un aluvión de solicitudes”.

La subvención está dirigida tanto a las familias en las que ambos padres trabajan como a las monoparentales, puesto que son las que requieren más apoyos para conciliar hasta que el menor cumple la edad para iniciar su escolarización en el segundo ciclo de educación infantil. Desde el pasado 27 de julio, fecha en la que se abrió el plazo de solicitudes, hasta hoy se han registrado 11.888 peticiones en Castilla y León.