Fernández Mañueco acusa a Sánchez de querer enfrentar a los territorios con su propuesta

El presidente de la Junta advierte que el modelo que plantea el Gobierno “no resuelve los problemas ni atiende al coste real de los servicios”

Encuentro autonómico en la razón. Participan los presidentes de la región de Murcia, Fernando López Miras, y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.
Encuentro autonómico en la razón. Participan los presidentes de la región de Murcia, Fernando López Miras, y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. FOTO: Cristina Bejarano La Razón

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, censura la propuesta para la reforma del sistema de financiación autonómica planteada por el Gobierno de Pedro Sánchez “porque es un modelo que no resuelve los problemas existentes”. En este sentido, advierte de que este modelo supondrá que unas Comunidades autónomas “van a ganar y otras van a perder”, además de que no atenderá el coste real de los servicios.

Así lo aseguraba durante su participación en el Encuentro Autonómico junto al presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, organizado por La Razón.

“Ni atiende el envejecimiento de la población, ni aumenta el peso de la superficie y la dispersión, ni es adecuada para los servicios vinculados al territorio, además de crear un fondo exclusivo para las comunidades con menos de dos millones de habitantes, lo que deja fuera a Castilla y León”, advertía en su intervención el jefe del Ejecutivo autonómico, quien pedía una financiación autonómica adecuada” para llevar las prestaciones esenciales a “todas las personas, vivan donde vivan” y con la misma calidad. Una financiación suficiente que, en su opinión, pasa por que se cubra el coste real de los servicios,

Asimismo, denunciaba que Sánchez utilice la financiación para enfrentar a los territorios. La financiación autonómica, ha defendido Fernández Mañueco, es un instrumento de solidaridad, de distribución de la riqueza y no de enfrentamiento, que debe nacer del “consenso” a través de un debate “sereno, sosegado” y sobre unas bases reales. Y urge la reforma del vigente, ha advertido, pues además de “antiguo” es “malo” e “injusto”.

Justicia social

El presidente de la Junta defendía que las Comunidades Autónomas se sitúan en la primera línea de la prestación de los servicios públicos, de ahí la necesidad de contar con unos recursos económicos adecuados, pues la financiación autonómica justa es “la base de la justicia social”.

Fernández Mañueco reclamaba servicios iguales para todos los españoles en todo el territorio, y reivindicaba la apuesta por el Estado de las Autonomías, el consenso y el servicio a las personas que supone la Declaración de Santiago firmada hace unos días por ocho Comunidades, entre ellas Castilla y León. Una muestra, además, ha dicho de la voluntad política de marcar los desafíos demográficos como prioridad institucional y vincularlos a la financiación autonómica.

“Se está para construir, colaborar, proponer, dialogar con las personas”, señalaba Mañueco, para quien la propuesta de financiación planteada por el Gobierno de Sánchez “no resuelve los problemas porque no tiene en cuenta el coste real de los servicios”.

Por una parte, detallaba que no atiende el envejecimiento de la población, pues los mayores de 65 años requieren más atenciones en servicios públicos básicos que las jóvenes. “Debido al envejecimiento, en Castilla y León el coste sanitario es 12 veces superior a la media de España, se cuenta con el 38 por ciento de los consultorios médicos del país y hay una 965 médicos por millón de habitantes, por encima de la media nacional, que se sitúa en 642″, apuntaba.

Diferencia en los costes

Por otro lado, no aumenta el peso de la superficie y la dispersión, y los servicios son más costosos con más distancia y la población más diseminada. No es igual de costoso financiar una clase con 24 alumnos que hacerlo en seis centros con cuatro alumnos en distintas localidades, ha advertido Fernández Mañueco. Como tampoco lo es el transporte en una autonomía como Castilla y León con nueve provincias que en otras con menos.

Además, añadía que la financiación planteada por el Gobierno central no es adecuada para los servicios vinculados al territorio, pues el reparto no puede partir del padrón, ignorando las dimensiones del territorio. No en vano, ha señalado el presidente de la Junta, Castilla y León tiene el 5% de la población, pero el 17% de las carreteras y el 18% de la superficie forestal de España. Y mantener carreteras, patrimonio natural y la biodiversidad beneficia al conjunto del país, ha subrayado.

Fernández Mañueco también ha recriminado que se plantea un fondo exclusivo para comunidades con menos de dos millones de habitantes, “lo que combate falsamente el problema de la despoblación si no se tiene en cuenta la densidad”, finalizaba.