Nuevo caso de gripe aviar en una cigüeña hallada muerta en Palencia

El cadáver de este ave ha aparecido en La Laguna de la Nava y se suma al foco detectado el pasado domingo en el municipio abulense de El Oso, con aves silvestres como protagonistas

Laguna de la Nava de Palencia
Laguna de la Nava de Palencia FOTO: Jcyl

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación informa este martes de la detección de un nuevo caso de gripe aviar en el cuerpo de una cigüeña que ha sido hallada muerta en la palentina Laguna de La Nava, en la localidad de Fuentes de Nava.

Se trata de un nuevo caso que preocupa en esta Comunidad por cuanto se suma al foco que se detectaba hace dos días en el municipio abulense de El Oso y que afecta a aves silvestres. En España sería el tercer caso ya que también se ha detectado hace poco otro caso más en en la ribera del río Segre, en la provincia de Lérida

La gripe aviar es un virus típico de aves y tiene su dinámica en el medio natural. Además, no puede ser transmitido al hombre a través de carne de ave cocinada, huevos o productos procesados derivados de ellos, por lo que desde la Junta se llama a la tranquilidad en este tema.

El Laboratorio Central de Veterinaria de Algete ha confirmado la detección del virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) H5N1 en muestras recogidas de un cadáver de cigüeña (Ciconia ciconia) hallada muerta por agentes medioambientales de la Junta en la Laguna de La Nava.

La zona de La Nava está catalogada como zona de especial riesgo, según la Orden por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la influenza aviar, por lo que ya se habían adoptado medidas adicionales para prevenir posibles brotes de la enfermedad en aves domésticas debido a la situación epidemiológica de la enfermedad en Europa.

Según la información facilitada, el hallazgo del virus en aves silvestres no supone restricciones al movimiento de aves domésticas ni de sus productos. Además, hasta el momento no hay constancia de que el subtipo H5N1, que durante los últimos meses está afectando a Europa, tenga capacidad zoonósica significativa, por lo que su capacidad de transmitirse a las personas resulta muy reducida, pero aún así se recomienda minimizar el contacto con las aves que muestren síntomas clínicos o se hallen muertos en campo.

Desde el ministerio han recordado la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, especialmente aquellas medidas destinadas a evitar el contacto con aves silvestres, así como reforzar la vigilancia pasiva tanto en explotaciones avícolas como en aves silvestres, notificando a los servicios veterinarios oficiales cualquier sospecha de enfermedad.