El 85% de los proyectos que llegan a Iberaval salen adelante

Las empresas respaldadas por la Sociedad de Garantía consiguen un 10,9% más de financiación bancaria que el resto de pymes

Presentación de las conclusiones del informe "Evaluación de la adicionalidad económica y financiera de Iberaval"
Presentación de las conclusiones del informe "Evaluación de la adicionalidad económica y financiera de Iberaval" FOTO: Rubén Cacho/Ical Agencia ICAL

“Sangre y oxígeno” para las empresas. De esta forma calificaba el director general de Iberaval, Pedro Pisonero, el trabajo que lleva realizando desde hace años la Sociedad de Garantía Recíproca, y su apoyo decidido a que los proyectos de empresas salgan adelante. Y es que como señalaba el propio Pisonero, el “85 por ciento de los proyectos que llegan a Iberaval salen adelante”, durante la presentación del “III Informe sobre Evaluación de la adicionalidad y financiera de Iberaval” que conto con la presencia de los profesores Horacio Molina y Mariano Carbonero, de la Universidad Loyola de Palacio.

Ambos docentes revelaron el importante papel de esta sociedad para “la financiación a largo plazo de las empresas”, y gran parte de ellas consiguieron un incremento adicional en recursos a largo plazo de casi un 16 por ciento frente al resto.

Otra de las conclusiones que destaca este informe es que todas las empresas garantizadas por Iberaval pudieron aumentar su acceso a financiación en un 18,82 por ciento, mientras que las no beneficiarias del respaldo de la sociedad de garantía, la aumentaron en un 8,76 por ciento para obtener crédito. Además, el 58 por ciento de la financiación total concedida es adicional, un porcentaje que se eleva a cerca del 80 por ciento en el caso de la financiación a largo plazo.

Ambos profesores también destacaron en su intervención que a mayor financiación con esta sociedad, implica mayor volumen de inversión entre las empresas socias de Iberaval, con un incremento del 14,28 por ciento, mientras el impacto en el empleo se situó en el 2,37 por ciento.

Pisonero también ha remarcado que estos datos han tenido lugar en el año previo a la pandemia, y ha destacado que el impacto en la mejora de la financiación de las empresas ya era evidente, y que es “evidente” en que en estos dos años de pandemia, se han podido a rescatar muchas pymes, que veían peligrar su futuro.

Finalmente Pisonero se refirió al complicado momento económico que se vive, con una inflación disparada y donde ha augurado un incremento de los tipos de interés para este presente año entre el 0,5 y el 1,25 por ciento, a lo que hay que sumar el crecimiento de los costes financieros y que conlleva también en un impacto importante en el costes de las materias primas, y por ende, en el de las empresas, que finalmente encarecerá los gastos en las familias.