Mertitxell Budó, de JxCat y consejera de Presidencia, afirmó que gobernar con ERC era hacerlo “con el enemigo”

Salen a la luz unos whatsapp de la actual consellera de Presidencia de la Generalitat en 2017 en la causa por presuntas irregularidades en subvenciones públicas

Rueda de prensa posterior al Consell Executiu en el Palacio de la Generalitat
La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ofrece una rueda de prensa posterior al Consell Executiu en el Palacio de la Generalitat, en Barcelona (España), a 18 de febrero de 2020. 18 FEBRERO 2020;POLÍTICA David Zorrakino / Europa Press 18/02/2020 David Zorrakino Europa Press

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó, afirmó en 2017, cuando era alcaldesa de La Garriga (Barcelona) de JxCat, que estaban gobernando "con el enemigo" en referencia a ERC, en una conversación de Whatsapp del 16 de enero de aquel año.

"Lo que está claro que es hoy por hoy gobernamos con el enemigo. Por tanto, no podemos dejar nada sin controlarlo, sea o no un área nuestra. Es importante la ventaja: Tenemos la presidencia de la Diputación de Barcelona (Diba) para capitalizar sus temas. Eso ellos no lo tienen", se desprende de un informe de la Guardia Civil en la causa que investiga el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona por presuntas irregularidades en subvenciones públicas, al que ha tenido acceso Europa Press.

En ese informe aparecen conversaciones entre alcaldes del PDeCAT sobre la gestión de la Diputación que lideraban gracias a un pacto con los republicanos y su entonces presidenta, Mercè Conesa, que era alcaldesa de Sant Cugat, aseguraba: "Yo habría preferido pactar con el PSC y no con ERC"; algo que acabó sucediendo en la actual legislatura en la que el PSC preside la Diba gracias a un acuerdo con JxCat.

De hecho, tres días después de este comentario, Conesa llegó a un "acuerdo pragmático" con el PSC, para que entrara en el Gobierno municipal de Sant Cugat, provocando la ruptura del acuerdo que tenían con ERC y que éstos salieran del gobierno del consistorio.

"Como mínimo nos repartiríamos el territorio y no entrábamos en competencia", añade Conesa en relación a un eventual acuerdo con el PSC, en una conversación en la que con Budó se critica a ERC y también a la CUP.

En la misma línea, el que sustituyó a Conesa al frente de la Diba, el alcalde de Igualada, Marc Castells, criticaba en otra conversación del 2 de junio de 2016, las "deslealtades de ERC", que aseguraba que eran muy grandes.

Así, sospecha que republicanos y 'cupaires' estaban pilotando lo que denomina 'explosión controlada (por ellos) del proceso independentista' para ir a nuevas elecciones e instaba a sacar partido del control de la Diba: "A este paso, tenemos que aprovechar los tres años que nos quedan en la 'Dipu' antes de que entre ERC con mayoría sobrada".

LOS "FASCISTAS" DE LA CUP

"¿Habéis visto a los fascistas de izquierdas de la CUP, poniendo cara y nombre a un ciudadano de Barcelona? Señalándolo y diciéndole vendremos a por ti. Prepárate. Esto es como los nazis marcando con una estrella a los judíos. Una inquisición hoy en Catalunya. ¿Cómo se puede permitir que esto pase en nuestra casa? ¿Quiénes son estos fachas para decirnos qué tenemos que decir y qué no?", expone Castells en otra apunte en el grupo del mismo día.

Y añade sobre la CUP: "Esto se admitiría si lo discutiésemos democráticamente en un Forum o en un Parlament. Pero no, lo quieren imponer como un Hitler o un Stalin vulgares. Fachas de izquierdas".

JUNQUERAS Y COLAU

En otra conversación el 27 de enero de 2017, el conseller de Interior, Miquel Buch, que en ese momento era alcalde de Premià de Mar y presidente de la Associació Catalana de Municipis (ACM), acusó al líder de ERC, Oriol Junqueras, de esconderse en la preparación del 1-O para ser candidato a las próximas elecciones, ya que consideraba que las consecuencias judiciales del referéndum solo las estaban asumiendo miembros del PDeCAT.

"Los imputados por hacer alguna cosa por la independencia son de los nuestros. Y no nos vale que imputen, si lo hacen, a Santi Vidal. Que imputen a Junqueras, que se esconde por todas partes porque él lo que quiere ser es candidato", afirma Buch en ese mensaje.

El expresidente de la ACM también criticó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su papel antes del referéndum: "Frecuentemente nos ponemos mucha presión a nosotros mismos, pero si miramos un poco más allá, la alcaldesa de Barcelona a 30 días todavía hace la 'puta i la ramoneta".

“Faltan 30 días para el 1-O y 2 años para las próximas elecciones municipales. Cada uno en su pueblo sabe lo suyo y tenemos que saber gestionar y respetar los acuerdos locales internos con la gesticulación pública que hacemos. Pactando las diferencias, pero teniendo claro que tenemos que respetar los de cada pueblo”, defiende Buch en una conversación el 29 de agosto de 2017.