Xavier García Albiol: “El veto de la oposición me ha dado más apoyo entre los vecinos”

Entrevista con el recién elegido alcalde de Badalona, que se muestra conciliador, consciente de que necesitará acuerdo con el resto de fuerzas políticas

Nada más ser reelegido, Xavier García Albiol (Badalona, 1967) se ha puesto manos a la obra. La crisis del coronavirus obliga a estar activo desde el primer minuto y el nuevo alcalde de Badalona se fue a ver a Cáritas. Tras nueve años venciendo en las elecciones municipales –3 victorias–, tan solo ha podido gobernar cuatro. Las victorias que ha obtenido, holgadas pero insuficientes, han permitido a la oposición tejer alianzas para negarle la vara de mando. No obstante, Albiol, una vez investido, se muestra conciliador, consciente de que necesitará acuerdos con el resto de fuerzas.

–La alcaldía de Badalona ha estado en el aire hasta el último momento, ¿esperaba este desenlace?

–En las últimas horas, cuando el PSC y la CUP habían comenzado a negociar, era muy poco optimista, tanto sobre mi elección como por el futuro de Badalona. Pero las circunstancias me han permitido asumir la alcaldía y creo que era la voluntad generalizada de los vecinos.

–¿Por qué cree que la oposición ha basado desde 2015 su línea política en impedir que Albiol sea alcalde?

–A medida que la oposición me vetaba, mi apoyo ha ido creciendo en la ciudad. Los partidos de izquierdas e independentistas no han entendido que llevamos nueve años ganando las elecciones. No lo han asimilado nunca.

–Badalona se ha caracterizado siempre por ser poco afín al nacionalismo, ¿por qué cree que el PSC se ha prestado a alianzas con la CUP durante estos años?

–A mí me parece que es desorientación por parte del PSC, porque una parte muy importante de su votante no comparte los movimientos que ha llevado a cabo para entregarle la alcaldía a la CUP. Espero que en la oposición encuentre su posición, una línea de trabajo que pueda ayudar a Badalona.

–Está en minoría –11 concejales de 27–, ¿estaría dispuesto a integrar al PSC en el gobierno municipal?

–No, yo creo que no es un escenario que se pueda plantear en estos momentos. El PSC tiene que decidir cuál es su línea de actuación en los próximos meses. Pero sí que estoy convencido que tanto el PSC como el resto deben de involucrarse. Necesariamente tendremos que llegar a acuerdos.

–¿Cómo cree que se puede gobernar Badalona en minoría? ¿Augura una oposición dura o espera mano tendida?

–Igual que hice en 2011, hablando mucho y llegando a acuerdos con las formaciones políticas y, sobre todo, aplicando medidas que tengan el respaldo de los vecinos.

–Llega de nuevo a la alcaldía en plena crisis, ¿qué proyecto de ciudad tiene para Badalona?

–Lo primero que quiero hacer es escuchar a los colectivos afectados, por eso ayer fui a ver a Cáritas tras la investidura. Hoy tengo una videoconferencia con comerciantes, empresarios y autónomos para hacer un diagnóstico real de cuáles son sus demandas. Entre todos, saldremos adelante. Mi prioridad durante estos primeros días es escuchar mucho y hacer un diagnóstico de cuál es la situación.

–Más allá del diagnóstico, ¿cuál es el plan de medidas que prevé desplegar?

–Un vez entremos en la fase 1, tendremos que aplicar medidas para ayudar a los comerciantes. En las próximas horas lo trataré de detallar.

–En su discurso, ha asegurado que los últimos 5 años han sido los «más grises» de los últimos 20 años en Badalona.

–En los últimos cinco años hemos tenido alcaldes que no tienen el apoyo de la mayoría de los vecinos y eso ha impedido que la ciudad haya avanzado al ritmo o nivel de otras ciudades. No había proyecto de ciudad. El único proyecto que ha tenido la oposición era que no gobernara Albiol. Cuando tú te limitas a destruir en lugar de tener un proyecto, acaba pasando lo que hemos visto en Badalona, una mezcla de degradación y retroceso.

–Apoyó al PSC en la moción de censura en 2018, ¿esperaba un cambio de actitud tras las elecciones de 2019?

–Yo esperaba que el PSC entendiese que no puede estar gobernando en contra de la voluntad de los vecinos expresada en las urnas, pero lamentablemente no fue así. Espero que el PSC reoriente su política y dé respuesta a lo que la gente espera de un partido tan importante, que en los últimos tiempos no ha estado a la altura de las circunstancias.

–También parece que se ha dado por descartado una moción de censura.

–Estoy convencido que el PSC y el resto de partidos son conscientes que los espectáculos políticos en Badalona se tienen que acabar.

–Tras recuperar la alcaldía, ¿está entre sus planes regresar a la política catalana o española?

–Solo tengo una prioridad a corto y medio plazo, que es la alcaldía. No tengo aspiraciones más allá, como mínimo, a medio plazo.